Por un importe de 121.570 euros

Puig y Oltra riegan de subvenciones a medios independentistas catalanes sin implantación en Valencia

Ximo Puig
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. (Foto: EFE)

Como agua de mayo han recibido varios medios de comunicación independentistas catalanes el reparto de subvenciones de la Generalitat valenciana. Ahora que la aplicación del 155 está dejando a la prensa separatista sin el pulmón financiero de las ayudas públicas, el gobierno de Ximo Puig (PSOE) y Mónica Oltra (Compromís) acaba de repartir 121.570 euros entre seis cabeceras catalanas partidarias de la secesión que no tienen siquiera implantación en la Comunidad Valenciana.

Así, la editora más favorecida en el reparto es Catmedia Global, propietaria de Directe.cat, una empresa vinculada a Joan Puig, exdiputado de ERC. Le han correspondido 24.085 euros, pese a que no cuenta con estructura en la región valenciana. Sin periodistas en plantilla ni información de la Comunidad que reparte las ayudas, la subvención a Catmedia Global es la tercera más elevada de las que han agraciado a los medios digitales.

La segunda empresa catalana que más se ha beneficiado del reparto es Tirabol Produccions, editora de Racó Català: 23.193 euros pese a no contar con actividad ni personal alguno en el territorio gobernado por Puig y Oltra.
En el listado de empresas informativas subvencionadas figuran también la editora de NacióDigital (22.307 euros) y la productora de Vilaweb (21.885 euros). Este último medio cuenta con una colaboradora en Valencia y sí ofrece información de la región, siempre bajo una línea editorial que defiende al denominado ‘País Valencià’ como integrante de los imaginados ‘Països Catalans’.

Beneficiada ha resultado también la editora de El Punt Avui. Ingresará 8.588 euros a la vez que ejecuta un ERE que acabará con el despido de la mitad de sus empleados y el cierre de la sede del periódico en Barcelona.

100 millones para la nueva televisión

Las subvenciones a los medios de comunicación fueron creadas por el gobierno de Alberto Fabra (PP) para compensar el cierre de Canal 9. Ahora, el gobierno valenciano, en un momento de permanente e insistente reivindicación de un nuevo modelo de financiación autonómica que le otorgue más recursos, ha disparado las ayudas hasta los 2,8 millones de euros. A la vez, pretende resucitar la nueva televisión pública durante el primer trimestre de 2018, para la que ya han presupuestado más de 100 millones de euros.

Entre los afortunados con el reparto aparecen, una vez más, las sociedades editoriales de Francisco Javier Puig, hermano del presidente valenciano, que reciben casi 98.116 euros.

Lo último en España

Últimas noticias