El PSOE carga contra la jefa del CNI por enfrentarles a sus socios: «Que se vaya ya»

PSOE CNI
Paz Esteban llegando a la Comisión de secretos.

Gran parte del PSOE no quiere que la directora del CNI, Paz Esteban López, siga ni un minuto más en el cargo: «Que se vaya ya», defienden algunos dirigentes socialistas. Las explicaciones que dio este jueves, ante la Comisión de Secretos Oficiales, no han convencido a un sector liderado por el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, que ha cargado contra Defensa y la inteligencia toda la culpa de este caso y del espionaje. Aunque gran parte de la responsabilidad de la vulneración de la seguridad que provocó la intromisión a los teléfonos de Pedro Sánchez y Margarita Robles son responsabilidad suya.

El acceso a los terminales del presidente y la ministra son la excusa perfecta para acabar con la carrera de la actual jefa del CNI, una reputada funcionaria que lleva años dedicada en cuerpo y alma a los servicios de inteligencia y a la protección de nuestro país. La verdadera razón por la que pocos la defienden y quieren su renuncia o cese, es por la incomodidad que genera el seguimiento que los servicios de inteligencia hicieron hace unos años a los principales líderes independentistas, a raíz de la causa del Tsunami Democràtic. Su justificación en arreglo a la ley encendió, aún más si cabe, a sus socios independentistas y a Podemos. Y crea un ambiente cada vez más irrespirable para Sánchez. Hasta el punto que admiten que «entorpecen la estabilidad de la legislatura».

Aunque Esteban aportó autorizaciones judiciales que justificaban los seguimientos telefónicos a dieciocho altos cargos separatistas, la confirmación de la intromisión en los teléfonos de personalidades como el entonces vicepresidente y ahora president de la Generalitat, Pere Aragonés, echa por tierra la estrategia de acercamiento al independentismo del Partido Socialista. Y «tras todo el esfuerzo de estos años, esto es una putada» resumen fuentes de Ferraz. Esquerra Republicana ha cargado con todo contra sus socios.

Rebajar la tensión

Tras varios días de reproches entre ministros socialistas, por el espionaje a los miembros del Gobierno, el miércoles Margarita Robles llamó a Félix Bolaños para limar diferencias y no trasladar hacía la opinión pública una  imagen de división por quién era el culpable de de no garantizar la seguridad de las comunicaciones del presidente. Acto seguido, ambos comparecían por separado y desde distintos lugares ante las cámaras para rebajar la tensión.

La titular de Defensa habló de unidad y Bolaños recalcó su «apoyo, afecto y solidaridad» a Robles y que ambos están trabajando en la misma dirección para esclarecer los hechos. «La responsabilidad es del Gobierno en su conjunto de que las instituciones democráticas funcionen con todas las garantías y que los españoles tengan claro que los derechos fundamentales, las libertades y el derecho a la privacidad y el secreto a las comunicaciones se garantizan en una democracia como la nuestra», trasladó ayer el ministro de Presidencia.

Lo último en España

Últimas noticias