El PSC de Arenys de Munt apoya multar a quienes retiren lazos amarillos en el pueblo

El PSC de Arenys de Munt apoya multar a quienes retiren lazos amarillos en el pueblo
Pintada de un lazo amarillo

El pleno del ayuntamiento de Arenys de Munt (Maresme), el primero en organizar las consultas independentistas, ha acordado sancionar con una multa de entre 100 y 200 euros a los que se dispongan a retirar los lazos amarillos en honor a los políticos presos que han colgado previamente los independentistas. La medida contó con el apoyo de ERC en el gobierno y del PDeCAT, la CUP y el PSC en la oposición. Solo el concejal del PPse opuso a la declaración institucional.

Según cuenta el alcalde republicano, Joan Rabasseda, “la decisión no busca la confrontación”. Rabasseda asegura que la intención es facilitar “que lo quiere construir la gente con la revolución de las sonrisas no lo destruyan encapuchados de noche”. El ayuntamiento colocará carteles en las entradas al municipio advirtiendo de las sanciones, amparadas en la normativa de convivencia, en caso de retirar estos símbolos independentistas.

La declaración institucional se aprueba después que los GDR, los grupos de defensa y resistencia, hayan acudido en más de una ocasión a Arenys en forma de brigadas para retirar los lazos amarillos que habían en el municipio. Según el ayuntamiento, los GDR están llenos de “radicales fascistas, de derechas y franquistas” cuya intención es buscar “la confrontación y la violencia con las personas de buena fe que se sienten violentadas por la retirada de los lazos amarillos”.

En el texto de la declaración institucional que aprobó el pleno del ayuntamiento el pasado jueves por la noche, también se recoge que arrancar lazos amarillos “no es discrepar del independentismo, es aplaudir la violencia institucional, porque un encarcelamiento es un acto de violencia institucional contra estas personas”.

Lo último en España