El PP señala a Garrido como la ‘mano negra’ que ha filtrado las acusaciones contra el padre de Ayuso

Vídeo: OKDIARIO

El Partido Popular de Madrid está convencido de que Ángel Garrido es la ‘mano negra’ que ha filtrado a los medios de comunicación las invectivas sobre el padre de la candidata de los populares a la Presidencia de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

El ex presidente madrileño repite la misma operación que ya hiciera en junio de 2017 contra Ignacio Aguado, su actual jefe en Ciudadanos, aunque en esta ocasión ha propiciado la operación desde las sombras. Hace dos años, Garrido, desde su cargo de consejero de Presidencia y Justicia y portavoz de la Comunidad de Madrid, recriminó a Aguado por permanecer en silencio por un concurso público que su padre había ganado en 2011 para la renovación tecnológica de las comunicaciones de la Asamblea de Madrid.

El número dos de la Comunidad con sus declaraciones públicas pretendía enlodar a la familia del dirigente naranja. Se esforzaba en equiparar la licitación de un concurso, plenamente lícito, con el de la cafetería de la Asamblea de Madrid a una sociedad del empresario de la restauración, Arturo Fernández. El concurso, que había despertado muchas suspicacias entre los aspirantes, fue objeto de una investigación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Garrido criminalizó también al padre de Aguado

Garrido utilizaba a Ignacio Aguado y a su padre de manera torticera para tapar el escándalo de la cafetería. El ahora tránsfuga del PP en las filas naranjas quería demostrar que el procedimiento había sido el mismo que el utilizado en el caso de la cafetería de la Asamblea. Pero omitía una gran diferencia: sobre la adjudicación al padre de Aguado no existía ninguna investigación judicial ni la UCO había pedido al juez la imputación de los integrantes de la mesa de contratación.

La concesión de la cafetería, en cuya mesa de contratación había participado Cristina Cifuentes, motivó la apertura de una investigación en la Audiencia Nacional dentro de la causa Púnica. El escándalo salpicó al ejecutivo de Garrido y, a día de hoy, la investigación judicial sigue abierta.

La información sobre el progenitor de Aguado fue desvelada por el mismo periodista y el mismo medio que ahora han publicado las informaciones sobre el padre de Isabel Díaz Ayuso. Un discreto emprendedor que falleció en 2014 dejando a su familia como única herencia el embargo de la pensión de su viuda, por las deudas contraídas por la empresa de un grupo de socios, según ha publicado El Mundo.

Cuando el padre de la candidata popular falleció acarreaba una fuerte demencia senil desde hacía tres años. El crédito concedido por Aval Madrid fue mancomunado y afectaba a varios empresarios, incluido el padre de Ayuso.

Los mismos métodos de guerra sucia

La historia y los métodos de Garrido se repiten. Fuentes del PP manifestaron a OKDIARIO que la guerra sucia del ex presidente de la Comunidad contra su antigua compañera de partido ha provocado un cierto rechazo incluso en las filas de C’s. Según las mismas fuentes, “Garrido con estas maniobras de distracción lo que busca es ganar méritos en el seno de Ciudadanos para que lo impongan en las negociaciones como futuro consejero”.

La declaración de bienes de Díaz Ayuso en la Asamblea presenta a una política que disfruta de un salario de 58.790 euros al año y vive en un piso que no es de su propiedad cuyo valor catastral es de 140.507 euros, según el portal de transparencia de la Comunidad. Como vehículo particular se mueve por Madrid al volante de un Golf que adquirió en el año 2012.

Lo último en España