Sentencia juicio del 'procés'

El PP reformará el Código Penal con penas íntegras para los golpistas y cárceles en manos del Estado

El Estatuto de Cataluña reserva al Govern las competencias en materia de administración penitenciaria desde 1983, año en que el Gobierno central del PSOE transfirió las mismas a la Generalitat.

Vídeo: Europa Press

El presidente del PP, Pablo Casado, ha anunciado este martes que su partido promoverá una gran reforma legal para adaptar el Código Penal a las amenazas separatistas contra la unidad territorial y el orden constitucional.

Tras conocerse ayer la sentencia del Supremo -que condenó a los líderes separatistas catalanes a penas de prisión como promotores del ‘procés’ sedicioso- el líder de los populares quiere recuperar las competencias penitenciarias para el Estado central y el cumplimiento íntegro de las penas impuestas a los golpistas.

Casado ha avanzado que el Partido Popular propondrá una modificación de calado del Código Penal vigente para recuperar el delito de rebelión impropio y dar respuesta a futuras y eventuales proclamaciones unilaterales de independencia, sin necesidad de que para ello sea exigible la existencia o el uso de la violencia. Además, plantea incluir la tipificación del referéndum ilegal, que el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero derogó en 2005.

Sin indultos

El líder de los populares considera que, además, es necesario revisar la Ley del Indulto para prohibir la aplicación de dicha medida extraordinaria, y discrecional del Ejecutivo de turno, en casos de condenas por sedición o rebelión. El PP ya registró dicha iniciativa, hace más de 2 años en el Congreso, y trató de impulsar su aprobación parlamentaria durante el último mandato del Gobierno de Mariano Rajoy, aunque no obtuvo la mayoría suficiente para lograrlo.

Y apunta a la introducción del cumplimiento íntegro de las penas para todos los reos de rebelión y sedición. Algo que, hoy por hoy, no contempla el Código Penal en el caso de los condenados por delitos de ‘alta traición’ contra el Estado español.

Para ello, Casado considera imprescindible recentralizar "las competencias en materia de administración penitenciaria, que el PSOE transfirió en el año 1983 a Cataluña", de manera que cualquier Gobierno pueda "garantizar el cumplimiento de las condenas" impuestas por los tribunales, "y que no haya tratos diferenciados ni discrecionalidad para la aplicación del tercer grado" de los presos.

"Solicitaremos la modificación del procedimiento de la Euroorden para que la entrega de los procesados por rebelión o sedición sea automática y se aplique ahora con los prófugos de la Justicia en este proceso", apunta Casado en referencia al ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont.

Financiación y propaganda

"Modificaremos la Ley de financiación de los partidos políticos para que los que tengan dirigentes condenados por rebelión o sedición no puedan recibir fondos públicos que se puedan emplear en la causa de la Independencia", anunciaba Casado en su comparecencia de esta mañana.

Y acto seguido, apuntaba varias medidas orientadas a evitar la propaganda separatista en medios de comunicación y el consecuente adoctrinamiento. Se refería el líder de los populares, en este punto, a una revisión de la Ley General Audiovisual para evitar que se haga apología a favor de la independencia desde televisiones y radios públicas, sufragadas "con los impuestos de todos los españoles".

"Reforzaremos la Alta Inspección Educativa, sus competencias, sus medios, sus plantillas, para evitar el adoctrinamiento a favor de la independencia en las aulas", concluía Casado.

Exigencias a Sánchez

Casado ha exigido a Sánchez que rompa "los 40 acuerdos vigentes" que el PSOE mantiene en entidades locales catalanes -así como el suscrito con los independentistas en la Diputación permanente de Barcelona- dado que "sigue siendo presidente del Gobierno gracias a los votos de estos partidos, que ya han advertido que serán reincidentes".

Si Sánchez quiere "estar legitimado" para actuar frente al desafío separatista de Cataluña, ha dicho Casado, "el Gobierno debe actuar con responsabilidad y firmeza". "Cuenta con el apoyo del PP para adoptar todas las medidas necesarias. Apoyaremos todas las iniciativas para garantizar la convivencia y la concordia", añadía.

"Los ciudadanos no pueden ser rehenes de los independentistas. El espectáculo de ayer es intolerable. Miles de personas fueron secuestradas al impedirles ejercer su derecho básico de movimiento. Otras personas fueron agredidas por el mero hecho de llevar una bandera de España. Esta violencia no puede quedar impune. La Justicia tiene que actuar para que no se vuelva a repetir", lamentaba Casado antes de enviar su apoyo expreso a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que defienden el cumplimiento de la legalidad y el orden público en Cataluña.

Lo último en España

Últimas noticias