Los negacionistas del coronavirus

El portavoz podemita de Facua sobre el coronavirus: «Una enfermedad respiratoria parecida a la gripe»

Ver vídeo

Rubén Sánchez, vicepresidente y portavoz de Facua, rebajó la amenaza del coronavirus en nuestros país afirmando que era «una enfermedad respiratoria parecida a la gripe». Hasta el momento, esta pandemia ha dejado más de 17.000 contagiados en España y más de 800 fallecidos.

«No alimentemos los mensajes alarmistas sobre el coronavirus. Una enfermedad respiratoria parecida a la gripe que algunos irresponsables están presentando como si se tratara del ébola», aseguró el pasado 25 de febrero en un mensaje colgado en su perfil de Twitter. Este tuit adjuntaba otro colgado por la asociación Facua en el que recogía un comunicado que desaconsejaba ponerse una mascarilla quirúrgica en la vía pública para evitar el contagio del coronavirus.

Rubén Sánchez es vicepresidente y portavoz de Facua, una asociación afín a los intereses de Podemos. Sánchez también es conocido en las redes sociales por cargar contra las ideas de los partidos del centroderecha, así como contra sus votantes. Durante la crisis del ébola en 2014 arremetió contra el Gobierno de Mariano Rajoy por su gestión y no paró de pedir explicaciones al Ejecutivo, a pesar de que este brote no dejó ningún muerto por contagio en España como sí lo está haciendo el coronavirus en la actualidad.

La crisis del ébola

En octubre de 2014, durante el brote del ébola, se repatrió a dos misioneros españoles que se encontraban prestando su ayuda en África occidental. Miguel Pajares, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, fue repatriado en agosto de 2014 a España cuando se encontraba en la República de Liberia tratando de frenar el brote del virus. Pajares falleció el 12 de agosto de aquel año en el Hospital Carlos III de Madrid.

El segundo repatriado fue Manuel García Viejo, misionero español que se encontraba como director médico del Hospital San Juan de Dios de Lunsar, en Sierra Leona. Fue trasladado a España y falleció poco después, el 25 de septiembre de 2014.

El único caso de contagio en España del brote del ébola fue Teresa Romero, una de las auxiliares de enfermería del Hospital Carlos III de Madrid que atendió al misionero Manuel García Viejo. Fue diagnosticada el 6 de octubre con el virus y se convirtió también en el primer caso de contagio en Europa. Fue hospitalizada hasta que el 21 de octubre se confirmó que había superado el ébola. El 1 de noviembre fue dada de alta y abandonó el aislamiento.

Lo último en España

Últimas noticias