El Gobierno nacionalista vasco pide que se valore «con cariño» los movimientos entre el País Vasco y Navarra

Josu Erkoreka PNV
Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno Vasco.

El PNV ha pedido que se valore «con cariño» la posibilidad de que se facilite la libertad de movimientos entre el País Vasco, Navarra y Nueva Aquitania –en suelo francés– pese a que el movimiento entre Comunidades Autónomas no está previsto hasta alcanzar lo que el Gobierno socialcomunista ha bautizado como la «nueva normalidad».

El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, ha dejado caer esta posibilidad en el pleno de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea. Actualmente, el País Vasco y Navarra se encuentran en fase 2 –Nueva Aquitania, en Francia, tendrá su propia desescalada marcada por el Gobierno francés– pero lo que deja relucir, una vez más, el PNV es el tratamiento de Navarra como la cuarta provincia vasca, una reivindicación histórica del nacionalismo e independentismo vasco.

En su intervención ante el pleno de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea, Erkoreka ha recordado los argumentos esgrimidos por el lehendakari para sustentar esta petición.

El portavoz del Ejecutivo vasco del PNV ha mostrado su deseo de que las restricciones a la movilidad entre las distintas zonas de la eurorregión se prolonguen «lo menos posible». Por ese motivo, ha pedido que la petición formulada por el lehendakari se estudie «con cariño».

Por otra parte, Erkoreka ha lamentado que ciertos mecanismos de participación de las comunidades autónomas en los procesos decisorios de la Unión Europea se han visto «resentidos» por la crisis del coronavirus, dado que algunos encuentros presenciales se han visto sustituidos por foros «informales» o telemáticos.

El portavoz del Gobierno autonómico, que ha afirmado que Euskadi se ha visto «excluida» de algunos de estos foros, ha advertido de que esta situación no puede acabar «vaciando de contenido» la capacidad de actuación de las autonomías en estos procesos decisorios.

Movimientos entre comunidades

El Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez ha diseñado un desconfinamiento por etapas. Cada comunidad autónoma irá pasando cada una de las fases hasta alcanzar lo que se ha calificado como «nueva normalidad». Sin embargo, los movimientos entre provincias y entre comunidades no están previstos hasta la última fase de la desescalada, por lo que la reivindicación nacionalista no tiene ningún sentido.

El Gobierno se plantea adelantar el turismo entre provincias para animar el turismo interior antes de abrir las fronteras a los viajeros extranjeros. El Ejecutivo está barajando avanzar al 7 de junio el movimiento interprovincial para aquellas comunidades autónomas que estén en la fase 3 de la desescalada. 

Inicialmente, el Gobierno había anunciado, en declaraciones de la ministra Reyes Maroto, que a partir del 22 de junio el Gobierno crearía «corredores seguros» para conectar las zonas de España que hubieran pasado a la fase 3 de la desescalada y con algunas ciudades europeas. Sin embargo, la idea dentro del gabinete es adelantar este plan si lo permite evolución de la pandemia, según ha podido saber OKDIARIO.

Tras las quejas de los empresarios, viendo lo que están haciendo otras potencias europeas como Italia y si las cifras de contagios lo permiten en los próximos días, el inicio del movimiento entre provincias podría adelantarse al 7 de junio y la llegada de turistas foráneos a Canarias, Baleares y otras comunidades con buenos indicadores sanitarios a partir del día 15 de junio.

 

Lo último en España

Últimas noticias