Sánchez quiere que la exhumación de Franco sea “el principal acto de la campaña electoral”

Francisco Franco
Pedro Sánchez y Francisco Franco.

Pedro Sánchez vuelve a utilizar una vez más a  Franco con fines electorales. En esta ocasión para convertirlo -ese es su objetivo- en el principal acto de campaña de las elecciones anticipadas. Porque pretende sacar los restos del dictador en las fechas mas próximas posibles a la cita con las urnas para forzar a PP, Vox y Ciudadanos a pronunciarse sobre la exhumación.

Sigue la última hora de la exhumación de Franco, en directo

La misma promesa que hizo Sánchez nada más llegar al poder. La misma que ha repetido en innumerables ocasiones en la breve legislatura del presidente socialista. La misma vuelve a aparecer este viernes en el Consejo de Ministros ordinario.

La agenda refleja un Consejo de Ministros extraordinario y otro ordinario. El extraordinario lo será exclusivamente para lanzar el adelanto electoral. El ordinario para el resto de cuestiones. Y en este segundo se mantiene en la agenda el inicio de las actuaciones para proceder a la exhumación de Franco.

Eso sí, una vez más, Sánchez no las tiene todas consigo. Y es que ese inicio supone igualmente el comienzo de una nueva fase de recursos ante la Justicia por parte de la familia Franco.

Los nietos del dictador ya han anunciado la reclamación ante la Justicia para frenar la exhumación y la solicitud de medidas cautelares para evitar los planes de Sánchez. De este modo, si las medidas son concedidas judicialmente, una vez más, los planes del presidente de convertir a Franco en su argumento político se tornarán para ser lo contrario.

Pero lo cierto es que el equipo presidencial también ha pensado en esa posibilidad y cree que puede sacar rédito, incluso, de una negativa a sus deseos de exhumar a Franco: porque, como poco, logrará que el tema vuelva a la agenda con fuerza y que los partidos del centro derecha se tengan que pronunciar sobre la exhumación.

El plan del PSOE consiste, de este modo, en convertir la salida o no salida de los restos de Franco en el “principal acto de campaña”. Si lo logran exhumar, por ese motivo. Y si no es así, porque habrán forzado a que los tres partidos que suman en el centro derecha se tengan que posicionar. Y en ese posicionamiento será Ciudadanos el que más sufra.

El PSOE conoce esta situación a la perfección porque se la están marcando día a día sus trackings. Y según ellos, cada factor que hace que Ciudadanos se tenga que decantar por una de sus dos almas, expulsa a la otra.

Y ahí entra el debate sobre la exhumación de Franco, un factor que al ala de centro izquierda procedente de un PSOE clásico le puede llevar a dejar de votar a Ciudadanos si el partido opta por respaldar la exhumación sin miramientos. Y que puede llevar al ala de centro derecha a retornar al PP o a migrar a Vox si la postura parece condescendiente con los trucos electorales de los socialistas.

Últimas noticias