Sánchez ni se inmuta ante el órdago de Iglesias: sólo le ofrece cargos de 2ª fila en ministerios ‘light’

Vídeo: OKDIARIO

Pedro Sánchez lo tiene claro con Podemos. Iglesias puede plantear los órdagos que quiera que la respuesta seguirá siendo la misma: el PSOE no piensa ofrecer cargos de ministro a la formación morada y sólo abrirá las puertas de su Gobierno a los equipos de Iglesias para aceptar puestos de segundo nivel y en ministerios considerados como no estratégicos, no de Estado.

La situación se repitió ayer: Pedro Sánchez se reunía con Pablo Iglesias –ahora sin secretismo en la cita–. Y el líder de Podemos volvía, una vez más, a reclamar puestos de ministro. Y, también de nuevo, la respuesta de Sánchez, pese al aumento de la presión, volvía a repetirse: Podemos sólo tendrá cargos con rango máximo de secretario de Estado y fuera de las áreas más delicadas. Es decir, que Hacienda, Economía, Justicia, Exteriores, Interior o Defensa no contarán con presencia de hombres de la formación morada. Y será así porque Sánchez no quiere dar más peso a una formación que ve atrapada y en caída. Y porque el presidente en funciones sigue pensando que Podemos no será capaz de aguantar un órdago que, en última instancia, lo llevaría a un nuevo test electoral donde caería en picado, según los cálculos de los estrategas socialistas.

La cita de este martes por la tarde de ambos líderes en Moncloa acababa, de este modo, con sabor amargo para un Pablo Iglesias que no atraviesa sus mejores momentos. Y acaba con sabor a triunfo para un presidente que cree haber atrapado a Podemos en sus contradicciones: porque, si las principales propuestas de los podemitas figuran ya en el programa del PSOE, ¿cómo justificaría Iglesias ante su electorado no votar un “Gobierno progresista de cooperación”, como lo denomina en las filas socialistas?

Un tuit de Pablo Echenique arrojaba luz este pasado martes sobre la situación: “Es una falta de respeto a la ciudadanía el ruido vergonzante sobre los sillones", señalaba el podemita. Y el destituido secretario de Organización de Iglesias apostillaba: “Nosotros no vamos a entrar en eso. Lo importante es un gobierno de progreso es el ¿para qué? Y para trabajar esa hoja de ruta es fundamental contar con los actores sociales”.

Misma reunión, misma respuesta

La postura de los socialistas retumbará en los oídos de los morados. Y es que sigue siendo la misma, con cero variaciones, que recibieron los hombres de Iglesias hace exactamente una semana. La propia vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, fue la encargada de confirmar la noticia avanzada por OKDIARIO de que las puertas ministeriales de primer nivel seguían cerradas pese a la insistencia de Podemos. La vicepresidenta no negó la posibilidad de dar a los podemitas cargos para desarrollar "responsabilidades político administrativas importantes”, pero, eso sí, siempre en un segundo nivel: fuera del Consejo de Ministros.

"Desde luego, no serían responsabilidades en el Consejo de Ministros, pero sí responsabilidades político administrativas importantes, como corresponde en un país como el nuestro, para hacer una labor de carácter político importante”. Así definió Calvo los huecos asequibles para los podemitas. El resto es coto del PSOE.

Una de las carteras importantes que, sin embargo, no tiene el portón cerrado para Iglesias es la de Trabajo. Así que, ese Ministerio -así como otro que toque materias como la energía o la industria- sí pueden ser la salida a las aspiraciones de la formación morada.

Lo último en España