PSOE

Sánchez desplazó a Franco de la Delegación del Gobierno para aupar a Juan Lobato en el PSM

Pedro Sánchez considera imprescindible una profunda remodelación del PSM que pasa por la salida de José Manuel Franco

Sánchez Franco CSD
Juan Lobato, alcalde de Soto del Real, 'número cuatro' en la lista de Ángel Gabilondo para las elecciones de Madrid del 4-M. (Foto: Europa Press)

Pedro Sánchez quiere renovar cuanto antes el Partido Socialista de Madrid. Aunque el adelanto electoral provocado por Isabel Díaz Ayuso le ha impedido acometer los cambios en su totalidad, ya que no le ha quedado otra que confirmar como candidato a Ángel Gabilondo, su obsesión ahora es la dirección de los socialistas madrileños. Por eso nombró hace unos días al actual líder, José Manuel Franco, como presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD). Vía libre para sustituirle por Juan Lobato.

La agenda que tendrá a partir de ahora el máximo responsable del CSD, que ocupará la vacante que ha dejado Irene Lozano para ser candidata a la Asamblea de Madrid, hará que le sea prácticamente imposible compatibilizar la nueva responsabilidad con la secretaría general del PSM. El CSD tiene una importante agenda internacional, que obligará a Franco a viajar mucho, algo muy distinto a lo que hacía ahora como delegado del Gobierno en Madrid. Es la excusa que utilizará Sánchez para justificar los cambios en la federación madrileña que se anunciarán tras el 4 de mayo y antes del congreso del PSOE.

Con rango de secretario de Estado para el Deporte, un peldaño superior al de subsecretario que ostentaba hasta ahora como responsable de la Delegación del Gobierno, Franco también verá aumentado su poder adquisitivo. Pasará a cobrar alrededor de 30.000 euros más anuales para desempeñar unas funciones para las cuales no tiene una gran formación ni experiencia. Es el premio de Pedro Sánchez a su lealtad desde que llegó a Ferraz y el caramelo para que acepte ser apartado del poder orgánico. En definitiva, un resort previo a la jubilación política para un hombre de partido que nunca ha brillado en exceso en el Partido Socialista.

El relevo, en manos de Juan Lobato

El alcalde de Soto del Real desde 2015, Juan Lobato, es el hombre elegido por Sánchez para liderar el PSM. Aunque en las primarias de hace tres años perdió frente a Franco, que recibió el apoyo de Ferraz, ahora el secretario general socialista confía en él para dirigir una de las agrupaciones socialistas que históricamente ha dado más problemas a la dirección federal. En su primera etapa como secretario general del PSOE el ahora presidente fulminó a Tomás Gómez cambiándole la cerradura de la sede.

Número 4 en la lista de Ángel Gabilondo, por detrás de Hanna Jalloul -llamada a tener altas responsabilidades a nivel nacional- y Pilar Llop -presidenta del Senado- hacen de Lobato el relevo natural del presidenciable socialista. Si no logra asumir el mando del gobierno regional Gabilondo será nombrado Defensor del Pueblo y el alcalde de Soto sería el portavoz. Pese a su corta edad, 36 años, en el Partido Socialista destacan su experiencia política y su capacidad de generar consensos entre las diferentes facciones del PSM.

Lo último en España

Últimas noticias