Pedro Sánchez asegura que ha enviado a Madrid 1,9 millones de mascarillas y sólo han llegado 400.000

El Gobierno de Pedro Sánchez, a través del Ministerio de Sanidad, asegura que ha conseguido y enviado a la Comunidad de Madrid casi 1,9 millones de mascarillas. Pero el registro del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no dicen eso, ni mucho menos: tan sólo tiene registradas cerca de 400.000 mascarillas de las que se han reclamado de forma urgente. Es decir, que 1,5 millones de las mascarillas anunciadas nunca han llegado efectivamente a los hospitales madrileños.

Es más, de ese total de 400.000 mascarillas, sólo 37.000 son de los famosos modelos FFP2 y FFP3, las recomendadas para los profesionales que atienden a pacientes en situación de aislamiento por infección con el COVID-19.

Los datos son desesperantes por dos motivos. El primero, por la evidencia de la discrepancia de cifras que lleva a pensar que, evidentemente, los datos de envío de material están inflados por el Gobierno de Pedro Sánchez. Básicamente porque, o están registrados o no han llegado.

El segundo motivo, porque esas cifras son ridículas con respecto a la necesidad real de material: 37.000 son las mascarillas que necesita Madrid cada día de los modelos FFP2 y FFP3. Y las necesita, no para poder disfrutar de mascarillas con las que equipar a particulares. No, sólo para cubrir las demandas de los hospitales de la Comunidad de Madrid.

Es más, 37.000 –la cifra que realmente ha remitido el Gobierno nacional– es casualmente la misma cifra que ha llegado a la Comunidad de Madrid a través de donaciones de empresas, laboratorios, etc. de forma altruista y privada. No por la vía del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez e Iglesias que debería ser la que estuviese garantizando el suministro necesario. En los últimos 4 días, la Comunidad de Madrid no ha recibido más que 600 batas y 2.000 pares de guantes. Cifras realmente ridículas.

Escasez en hospitales

En total, el Ministerio sólo ha suministrado a la Comunidad de Madrid, a través del sistema oficial INGESA, 1,7 millones de unidades, en conjunto y sumando todo tipo de productos calificados como material necesario para prevenir el coronavirus, cuando los centros sanitarios de esta comunidad consumen solo en un día claramente más que eso: 2,1 millones de unidades.

Por el contrario, la Comunidad de Madrid ha adquirido de manera individual 4,8 millones de unidades de material extra, sólo en las últimas dos semanas, más del doble de lo que ha suministrado el Ministerio de Sanidad.

Respecto a los respiradores, necesarios para el uso en casos graves de coronavirus, también hay una escasez peligrosa. El dato es aún más lamentable. El número de aparatos de este tipo suministrado a Madrid tiene forma de número muy redondo: cero. Todos los ofrecidos por el Gobierno (en total 19) son respiradores no invasivos indicados para un uso normalmente domiciliario y para enfermos con insuficiencia respiratoria crónica. Los respiradores invasivos de UCI de alta gama, es decir, con ventilación artificial para enfermos con una neumonía grave con síndrome de distress respiratorio agudo son los necesarios en este momento. Y, de ese modelo, el número suministrado es literalmente cero.

Lo último en España

Últimas noticias