Podemos

El padre de Iglesias repartió propaganda para el 1 de mayo de 1973 donde el FRAP mató a dos policías

El Comité Coordinador pro-FRAP reivindicó el "ajusticiamiento de los asesinos policías" en aquellos disturbios

Bildu se deshace en elogios al padre de Pablo Iglesias militante de la banda terrorista FRAP

Pablo Iglesias
Francisco Javier Iglesias Peláez, padre de Pablo Iglesias. (Foto: Podemos)

Francisco Javier Iglesias Peláez, padre de Pablo Iglesias y «militante del FRAP» a principios de los años setenta, según el propio vicepresidente, repartió propaganda para la manifestación del 1 de mayo de 1973 que esta organización había preparado minuciosamente y que se saldó con la muerte de dos policías en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

La abogada Carmen Ladrón de Guevara, perteneciente al departamento jurídico de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), publicó este semana en Twitter los nombres de cinco agentes muertos a manos del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP): dos de ellos el 1 de mayo de 1973, precisó, y otros tres en el año 1975.

La lista de víctimas del FRAP revelada por esta abogada es la siguiente: los subinspectores del Cuerpo General de Policía Juan Antonio Fernández Gutiérrez y Manuel Pedregal Manzano (1 de mayo de 1973); el agente de Policía Armada Lucio Rodríguez Martín (14 de julio de 1975); el teniente de la Guardia Civil de Tráfico Antonio Pose Rodríguez (16 de agosto de 1975) y Juan Ruiz Muñoz, agente también de la Policía Armada (14 de septiembre de 1975).

En el caso de Manuel Pedregal Manzano, este policía recibió en el año 2000 la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo, a título póstumo, mediante real decreto 1547/2000 a propuesta del entonces vicepresidente primero del Gobierno y ministro de la Presidencia, Mariano Rajoy.

Frente a lo indicado por su hijo, el padre de Pablo Iglesias sostiene que él no formó parte del FRAP porque lo abandonó una vez «se constituyó formalmente» a finales de 1973. Sin embargo, sí admite pertenencia a «organizaciones pro-FRAP» como la Federación Universitaria Democrática Española (FUDE), colectivo integrado en el Frente. Con todo, estos revolucionarios marxistas-leninistas ya se identificaban en carteles y octavillas como FRAP desde 1971, siendo su cabecilla el ex ministro socialista Julio Álvarez del Vayo. Este Frente, que tuvo sus orígenes en el PCE (m-l), se disolvió en 1978.

Un trabajo de investigación de Antonio Martínez de la Orden en la Universidad de Zaragoza recoge que ya en abril de 1973, fecha en que fue detenido el padre de Iglesias, «tanto FUDE como FRAP lanzan panfletos llamando a la manifestación del Primero de Mayo». En estas octavillas, señala el autor, llaman a «la consecución de un Primero de Mayo de unidad combativa de todo el pueblo contra el fascismo» y a «la victoriosa lucha que pueblos del mundo llevan por el aniquilamiento yanqui», indica el investigador citando como fuente el libro La resistencia interior en la España de Franco, de Valentina Fernández Vargas (Ed. Istmo,  1981).

Martínez de la Orden recoge que el Comité Coordinador pro-FRAP promovió una convocatoria de manifestación para el 1 y 2 de mayo, en lo que el Frente llamó una «jornada de lucha patriótica y antiimperialista».

«Violencia revolucionaria»

En su caso, Francisco Javier Iglesias Peláez no asistió a estas concentraciones porque fue detenido unos días antes, el 28 de abril, por repartir propaganda ilegal para la manifestación del Primero de Mayo. Pero el Comité Coordinador pro-FRAP para el que él militaba vía FUDE reaccionó así a los disturbios, según el comunicado reproducido por ‘Universidad Obrera’ y consultado por OKDIARIO: «La policía fascista no ha podido llevar a cabo impunemente su criminal labor represiva, pues los grupos de protección de las manifestaciones han respondido con la violencia revolucionaria a la violencia fascista».

El padre de Iglesias repartió propaganda para el 1 de mayo de 1973 donde el FRAP mató a dos policíasEl padre de Iglesias repartió propaganda para el 1 de mayo de 1973 donde el FRAP mató a dos policías

Y subrayaba: «El Comité Coordinador pro-FRAP reivindica plenamente estos hechos del pueblo madrileño contra las fuerzas policíacas de la dictadura. El ajusticiamiento de los asesinos policías el primero de Mayo en Madrid, ha producido gran entusiasmo entre todos los sectores populares. La guerra contra el fascismo que nuestro pueblo libró de 1936 a 1939… ¡no ha terminado!»

«Lucha armada»

Aquel comunicado rezaba que ese 1 de mayo «confirmó contundentemente que el nuevo movimiento revolucionario de masas, sólidamente organizado y dirigido por el Comité Coordinador pro-FRAP, está entrando en una nueva fase, cuya culminación no puede ser otra más que el derrocamiento de la dictadura, con o sin Franco, y la expulsión del imperialismo yanqui de nuestro suelo mediante la lucha armada popular». Además, arremetía contra «la maniobra de restauración monárquica en la persona del Pelele Juan Carlos».

Entre los numerosos detenidos por aquellos incidentes hubo «compañeros» del padre de Pablo Iglesias, como él mismo ha reconocido en una entrevista al diario Público del magnate trotskista Jaume Roures. Coincidió con ellos en la cárcel de Carabanchel donde él ya se encontraba desde hacía unos días. Francisco Javier Peláez afirma que «abandoné la organización a principios de 1974».

Con todo, el padre de Pablo Iglesias ha señalado que tiene intención de llevar a Cayetana Álvarez de Toledo a los tribunales a pesar del hecho que, además, los diputados gozan de inviolabilidad parlamentaria por las afirmaciones que realicen en el hemiciclo.

Por su parte, la madre del vicepresidente segundo del Gobierno, Luisa Turrión, salió el pasado miércoles en defensa del padre de su hijo con un mensaje en las redes sociales, donde tachó a Álvarez de Toledo de «marquesa de pacotilla» y afirmó que Francisco Javier Iglesias «fue y es un hombre de bien y luchador contra cualquier forma de fascismo».

Lo último en España

Últimas noticias