Podemos

Pablo Iglesias pide indemnización de 5.316 euros al mes pese a que el Código Ético de Podemos lo prohíbe

Pablo Iglesias indemnización
Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias ha solicitado oficialmente la indemnización por haber sido vicepresidente segundo del Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos. El vicepresidente segundo tiene derecho a cobrar 5.316 euros al mes durante casi 15 meses, el tiempo que ha estado en el cargo para presentarse a las Elecciones de Madrid 2021. Sin embargo, el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid incumple de esta forma el Documento Ético de su formación, que obliga a los cargos a «no percibir ninguna remuneración ni cesantías de ningún tipo una vez finalizada su designación en el cargo».

El mismo documento precisa que «quienes con anterioridad al cargo fueran titulares de un empleo público retomarán con carácter definitivo el último puesto del que fueran titulares definitivos u otro puesto equivalente en términos de salario, dedicación, área de actividad y localidad, debiendo incorporarse a él en los plazos previstos para la toma de posesión en los procesos de provisión de puestos de trabajo» y «quienes no fueran titulares de un empleo público cobrarán la prestación por desempleo que les corresponda».

Página 12 del documento ético de Podemos

Iglesias, según la información facilitada a OKDIARIO por la Oficina de Conflictos de Intereses, reclamó la indemnización el pasado 6 de abril, apenas seis días después de dejar el Consejo de Ministros. La asignación es incompatible con otro sueldo, público o privado, por lo que el líder de Podemos deberá renunciar a ella en el caso de que, el próximo 4 de mayo, sea elegido diputado en la Asamblea de Madrid y recoja el acta.

El 80% del sueldo

De acuerdo a la Ley, Pablo Iglesias tendrá derecho a la percepción de una pensión compensatoria mensual con efectos del mes siguiente en que se produce el cese, y durante un plazo igual al que se hubiera desempeñado el cargo. Esa compensación será igual a la doceava parte del ochenta por ciento del total de retribuciones asignadas al cargo en los Presupuestos. Es decir, 5.316,4 euros al mes. 

Podrá recibirla durante un año, dos meses y 18 días, el tiempo que ha ejercido como vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030. El secretario general de Podemos tomó posesión del cargo en el Gobierno el 13 de enero de 2020 y lo abandonó oficialmente el miércoles 31 de marzo.

Iglesias podrá cobrar esa cantidad siempre y cuando no reciba otra retribución «con cargo a los Presupuestos de las Administraciones Públicas», así como de «entes, organismos y empresas de ellos dependientes», según se recoge en el Real Decreto de 13 de julio de 2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad. 

Tampoco es compatible con «cualquier retribución que provenga de una actividad privada, con excepción de las previstas en el artículo 10 de la Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado».

Aquí se incluyen, por ejemplo, las de producción y creación literaria, artística, científica o técnica y las publicaciones derivadas de aquéllas, así como la «colaboración y la asistencia ocasional y excepcional» como ponente a congresos, seminarios, jornadas de trabajo, conferencias o cursos de carácter profesional.

«Me corresponde»

Tras la polémica, Pablo Iglesias ha defendido este viernes que se trata de una indemnización que le «corresponde» por haber sido miembro del Gobierno.

«Es un derecho que me corresponde y durante el tiempo que no sea diputado, pues como han hecho otros muchos ex ministros y ex vicepresidentes, son los ingresos que voy a tener. No va a ser más de un mes», ha afirmado el líder de Podemos en una entrevista en TVE. 

Iglesias ha señalado que «cuando hay ministros de Podemos, esos ministros van en los mismos coches que los ministros del PP o del PSOE, tienen el mismo tipo de protección y cobran los mismos salarios, aunque nosotros donemos una parte del salario que no hacen los demás».

«Hay algunos que piensan que nosotros no tendríamos derecho a lo mismo que el resto que ha estado antes en posiciones de gobierno. Y hay que entender que eso no puede ser», ha criticado, destacando que «la paga no es vitalicia» porque «en este país sólo tienen paga vitalicia el Rey emérito y los ex presidentes del Gobierno».

Lo último en España

Últimas noticias