Caso Dina

Iglesias llama «tipejo» a Inda y dice que «no concibe» ser imputado por 3 delitos en el ‘caso Dina’

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado este viernes que no concibe ser imputado por el caso Dina, que investiga el presunto robo del teléfono móvil de su ex asesora Dina Bousselham, y ha defendido su condición de víctima, pese a su posible imputación por tres delitos. La Fiscalía Anticorrupción apunta a Iglesias como autor de sendos delitos de revelación de secretos y daños informáticos (obstrucción a la Justicia), a los que podría añadirse un tercero de fraude procesal.

En una entrevista en RNE, el líder de Podemos ha llamado además «tipejo» a Eduardo Inda, director de OKDIARIO, periódico que, cumpliendo con su obligación de informar de un hecho relevante sobre un personaje público y líder de un partido político, reveló el chat de Iglesias sobre la periodista Mariló Montero en donde decía que «la azotaría hasta que sangre» y se presentaba como un «marxista convertido en psicópata».

El caso ha dado un vuelco después de que el juez constatara las contradicciones que se encuentran entre los testimonios de Iglesias y Dina Bousselham sobre cuándo fue el momento en el que le devolvió la tarjeta y el estado en que se encontraba.

Cuando se abrió esta pieza, tras aparecer unos archivos en el domicilio de Villarejo coincidentes con los datos del móvil robado a Dina, el líder de Podemos pidió imputar a Eduardo Inda al entender que había quedado en evidencia «la presumible colaboración activa para difamar» a Iglesias «entre un grupo de altos mandos del Cuerpo Nacional de Policía» y el «medio de comunicación OKDIARIO».

Ahora, en cambio, la investigación y las contradicciones apreciadas han constatado que los pantallazos del chat de Podemos, que se publicaron en OKDIARIO y que son coincidentes con la memoria del teléfono supuestamente sustraído, los mandó la propia Dina a terceros, por lo que la filtración al periódico pudo venir de cualquiera. Esta circunstancia también hace dudar de si el robo del móvil realmente se produjo. Es más, se especula con la posibilidad de que la filtración fuera una ‘vendetta’ de Dina o su pareja contra Iglesias.

Se presenta como víctima

Durante más de un año, Iglesias y su letrado han vertido acusaciones contra este medio y su director. Sin embargo, Iglesias insiste en presentarse como víctima y en descartar su imputación.

«Vamos, sólo faltaría», ha afirmado en la mencionada entrevista. En una argumentación rocambolesca, ha explicado que si guardó la copia de la tarjeta que le entregaron con el contenido del móvil de su ex asesora durante un tiempo fue para no someterla a «más presión», y ha asegurado que la propia Bousselham «en ningún caso» ha dicho que la tarjeta tuviera «el más mínimo deterioro» cuando recibió dicha tarjeta.

«¿Cómo que no somos perjudicados? ¿Quiénes son entonces?», se ha preguntado Iglesias, que ha insistido en su manida acusación contra lo que denomina «cloacas».

El líder podemita se ha mostrado dispuesto a comparecer en el Congreso para explicar este asunto, pero quiere que sea en una comisión de investigación, en la que, ha dicho, también se cite al ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, o su ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Connivencia del fiscal

En los últimos días, además, se ha conocido que el fiscal Ignacio Stampa será investigado después de que se conociera, a través de los chats del equipo de abogados de Podemos, que pasó información bajo secreto de sumario a los letrados del partido de Pablo Iglesias en relación con el caso Dina. El fin último de esta estrategia coordinada entre el fiscal anticorrupción y Podemos era destruir a Eduardo Inda y OKDIARIO.

La Fiscalía ha anunciado que abrirá una investigación. En una nota remitida por el departamento dirigido por Dolores Delgado se recuerda que el pasado 14 de febrero la inspección fiscal ya abrió un expediente como consecuencia del escrito presentado por una particular para determinar la imparcialidad de este fiscal a la vista de otras informaciones que también apuntaban a la relación personal entre el fiscal y la abogada.

Destruir a OKDIARIO

Unos chats internos del equipo jurídico de Podemos demuestran que los fiscales del caso Villarejo y la formación de Pablo Iglesias se conjuraron para destruir a Eduardo Inda y OKDIARIO cuando la pieza Dina Bousselham aún estaba bajo secreto.

Los letrados del partido morado convencieron a los fiscales de Anticorrupción para que solicitaran al juez Manuel García-Castellón el registro de la redacción de OKDIARIO en busca de una tarjeta de teléfono que, supuestamente, le habían robado a la entonces asesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham.

Los fiscales de la operación Tándem, por la información recibida por los letrados de la formación morada, estaban convencidos de que el director de OKDIARIO, Eduardo Inda, había recibido del comisario Villarejo una copia con los datos de la tarjeta del móvil de Bousselham. Más tarde, se pudo demostrar que la acusación respondía a una versión manipulada y falsa de Podemos, pero que los representantes del Ministerio Público asumieron como buena.

El chat interno del equipo jurídico de Podemos en la plataforma Telegram, desvelado por el diario El Confidencial, reconoce que la letrada Marta Flor Núñez manejó datos de la pieza Dina -la número 10 del sumario Tándem- mientras permanecía en secreto. La información la había recibido de los fiscales de la causa.

Los fiscales del caso permitieron además que Iglesias fuera admitido como perjudicado en la causa y aprovechara esa circunstancia para emprender «una cruzada contra las cloacas del Estado en plena campaña de las generales de abril de 2019», según El Confidencial.

En el chat de Podemos, publicado por el diario digital, la abogada Marta Flor informa a sus compañeros que ‘Ironman’ -el nombre clave que usaba Flor para referirse a uno de los fiscales anticorrupción- se había puesto en contacto con ella.

En otro chat, del 4 de febrero, comenta que ha cerrado una cita entre Anticorrupción y Podemos para «coordinar la investigación del caso Dina». Según El Confidencial, la reunión llegó a realizarse en un momento en el que la pieza Dina ni siquiera existía. En otro mensaje del 8 de febrero la letrada Marta Flor Núñez insistía: «Gloria -refiriéndose a Gloria Elizo, entonces coordinadora jurídica de la coalición- el otro día hablamos con los fiscales que decían que les extrañaba que no hubiéramos denunciado la publicación por Inda de las capturas del móvil».

Lo último en España

Últimas noticias