ACTO EN VALENCIA

Casado: «Sánchez es como el perro del hortelano» que ni gobierna él ni deja gobernar a las autonomías

El presidente del Partido Popular ha acusado a Sánchez de "entrar con la Ley Celaá en la Educación como un elefante en una cacharrería".

El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ser «como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer». Casado ha argumentado de esta manera la idea de que el presidente Sánchez no cumple con sus obligaciones de gobernar ni tampoco deja gobernar a las autonomías haciendo uso de sus competencias. Casado ha participado en Valencia en un acto contra la Ley Celaá de Educación junto a la líder regional del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig. «Pedro Sánchez -ha afirmado Casado- es como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer. No come porque no hace lo que se le obliga y no deja comer porque no permite a las autonomías ejercer sus competencias».

Pablo Casado cree que hay una evidente dejación de funciones por parte del presidente del Gobierno: «Como presidente del Gobierno tiene responsabilidades por ejemplo frente a la pandemia y sin embargo se oculta en las autonomías para que ellas gestiones y él sólo visita hospitales ocho meses después para decir que va a acabar con el virus con una vacuna que aún no sabemos cuándo va a llegar». Casado hacía así referencia también a la polémica visita de ayer de Sánchez al Hospital La Paz. Casado ha recordado que mientras Sánchez actúa así «hay cientos de muertos todos los días en toda España». Casado ha afirmado a continuación que «todo esto no le va a salir bien».

Para el presidente del PP, Pablo Casado, hay otro asunto en el que el presidente del Gobierno «tampoco come ni deja comer». En su opinión, «Sánchez tampoco cumple su responsabilidad de mejorar la financiación autonómica, que en la Comunidad Valenciana es esencial para mejorar los servicios sociales y las infraestructuras». Para Pablo Casado, Sánchez «no deja comer en las competencias que tienen las autonomías, que la Constitución les permite y que van muy bien». Tampoco -ha dicho- «les deja comer en el margen fiscal que tienen las autonomías para bajar impuestos». Casado acusa a Sánchez de «intentar ahora que aquellas administraciones donde los bajamos ahora se tengan que armonizar». El presidente de los populares afirma que es una armonización que va «contra la ley». Para Pablo Casado, el presidente del Gobierno tampoco «deja comer en la capacidad que tienen las autonomías para mejorar la calidad educativa».

En referencia aparente a Vox, Pablo Casado ha afirmado que «cuando algunos partidos dicen que está muy mal lo de las autonomías, hay que recordarles que cuando hay un mal gobierno a nivel nacional las autonomías sirven para esto, para paliar los efectos de malas leyes a nivel estatal». Pablo Casado ha asegurado que el PP es el único partido que «defiende el estado autonómico tal y como lo consagra la Constitución» y ha descrito asi el resto del panorama político sobre esta cuestión: «Algunos se han hecho federalistas, otros confederalistas, otros ahora jacobinos centralistas y otros son independentistas». Al presidente del PP, le parece «curioso que estos partidos que quieren ir más allá de la independencia incluso están atacando la autonomía que tienen las comunidades españolas para ciertas cuestiones».

Ley Celaá

Pablo Casado ha seguido con los símiles para decir que, con la Ley Celaá, Sanchez ha entrado en la Educación «como un elefante en cacharrería». El presidente del PP ha reiterado que la «buena noticia es que nosotros vamos a hacer frente a esta ley injusta». Ha reiterado que la llevarán al Tribunal Constitucional y se ha mostrado optimista por la «suficiente jurisprudencia que hay» para que no la acepte  y se declare «inconstitucional en los aspectos más lesivos». Casado ha recordado que además el PP «acudirá a las instituciones europeas porque también hay jurisprudencia en el entorno de los tribunales europeos para saber que atenta directamente contra el artículo veintiséis de la Carta de Derechos Fundamentales igual que atenta contra artículo veintisiete de nuestra Constitución Española». Pablo Casado ha destacado que «por algo nuestro constituyente quiso meter en el Título Primero, entre los derechos y deberes fundamentales, la libertad de elección educativa». Además el presidente del PP se ha comprometido a que «nuestras comunidades autónomas donde gobernamos aprobarán los decretos y la legislación necesaria para que los efectos más perversos de esta ley no afecten a los alumnos escolarizados». Casado ha concluido con un compromiso: «Y la mejor noticia de todas es que me comprometo a derogar la Ley Celaá en cuanto sea presidente del Gobierno».

Consenso

Pablo Casado ha apelado al consenso y al acuerdo en los grandes temas de estado: «Hay ciertos principios cívicos, morales y, si se me permite, patrióticos que los grandes países nunca han permitido meter en el terreno de la confrontación partidista. La educación es uno de ellos. La atención social es otro de ellos. La creación de empleo o la política económica de Estado es uno de ellos».  Casado ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez se romper estos acuerdos: «En apenas dos años estamos viendo que todo ese esfuerzo nacional se está embarrancado».

El presidente del PP ha apelado, finalmente, al PSOE que «con sus errores ha hecho su contribución a la historia España y a la educación y a la Transición, a la sanidad y al empleo». Pero ha añadido: «No reconozco a esta izquierda». Para Pablo Casado el PSOE de Sánchez «ya no es el Partido Socialista, es el partido de Sanchez y, por eso, invito al socialismo moderado, a la izquierda patriótica sensata, que se una con todos nosotros a seguir construyendo esta alternativa que por mucho que nos digan, va a llegar mucho antes de lo que ellos creen». «Todo esto -ha concluido Casado- no les va a salir bien»

Lo último en España

Últimas noticias