Gobieno socialcomunista

La nueva estrategia de agitación de Podemos: «Poner las instituciones contra bancos y multinacionales”

Remite un correo a sus militantes en el que insta a la movilización social para defenderse de las "presiones" de los que "quieren el poder sin presentarse a las elecciones"

Las frases más radicales de Pablo Iglesias que retratan al nuevo vicepresidente de Sánchez.
Pablo Iglesias, líder de Podemos y vicepresidente del Gobierno

Podemos persiste en su objetivo de impulsar la agitación social. Y no esconde que lo hará desde las instituciones, aprovechando que ahora es miembro del Gobierno socialcomunista.

El partido fija su estrategia en un correo enviado a las bases. Bajo el título ‘Nuestro trabajo de intervención social como militantes’, la formación de Pablo Iglesias insiste en la necesidad de mantenerse combativos ante las «presiones» de aquellos, dicen, «que quieren el poder sin presentarse a las elecciones» para «mantener intactos sus intereses». Esto es, «las multinacionales, los fondos buitre y los bancos». Y ante esas presiones, arenga el partido morado, «nuestra tarea será poner las instituciones y las Administraciones Públicas al servicio de los derechos de los sectores populares, empujando precisamente el movimiento popular bajo el paraguas de la fraternidad y la sororidad».

En el mail, se destaca que sin el movimiento del 15-M «no se habría roto el bipartidismo», al igual que «sin el 8-M y sin la lucha de las y los pensionistas no se habría echado a Rajoy de la Moncloa».

«Sin todo el empuje de la gente organizada, que busca poner un dique a la involución democrática, no habría un Gobierno de coalición», añade la comunicación a la militancia.

A continuación, el partido persevera en sus lugares comunes. «Mientras que la agenda de las élites está marcada por la imposición de la precariedad, la privatización de los servicios públicos, la desigualdad y el recorte de derechos y libertades, nuestra labor es hacer frente a esa agenda desde la intervención social en nuestros entornos locales».

En paralelo a su presencia en el Ejecutivo, Podemos quiere dar un nuevo impulso a su perfil agitador, que lidera el diputado Rafa Mayoral, secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales.

La táctica ya la marcó el propio Pablo Iglesias este fin de semana, cuando arengó a través de sus redes sociales a la movilización «frente a la ultraderecha» y la «ultra-ultraderecha».

«Frente a una ultraderecha y una ultra-ultraderecha irresponsables que han hecho de la mentira, el insulto y el ataque a lo público sus principales armas políticas no basta la acción institucional del Gobierno: es clave una sociedad civil movilizada para defender la democracia», dijo el líder de Podemos.

El líder podemita llamó a que «la sociedad civil se reorganice» para crear una cultura que defienda los valores democráticos frente a esos embates que se materializan en cuestiones como «la provocación» y «el desprecio» a los servicios públicos.

«El Gobierno tiene que gobernar y mientras algunos siguen pronunciando la palabra Venezuela, el Gobierno facilita que empresarios y trabajadores lleguen a un acuerdo para subir el salario mínimo en esta país», insistió.

El mensaje fue respondido por Santiago Abascal, quien calificó a Iglesias de «totalitario de manual». «Cuando llega al poder, en vez de gobernar se dedica a movilizar a sus escuadristas y a sus subvencionados para laminar a la oposición», dijo el líder de Vox.

Lo último en España

Últimas noticias