Elecciones Generales 2019 / El candidato bajo sospecha

El nº 4 del PSOE por Sevilla cobró como funcionario durante tres meses sin ir a trabajar

Francisco Salazar
El número cuatro de la lista del PSOE de Sevilla al Congreso de los Diputados, Francisco Salazar, junto al ministro José Luis Ábalos

Francisco Salazar es el número cuatro del PSOE por Sevilla para el Congreso de los Diputados. Actualmente trabaja para el gabinete de Pedro Sánchez sobre la estrategia del PSOE. En el Ayuntamiento de Dos Hermanas (Sevilla) cobró como técnico municipal su sueldo durante al menos tres meses sin acudir a trabajar.

El número cuatro de la lista del PSOE de Sevilla al Congreso de los Diputados, Francisco Salazar, cobró como funcionario del Ayuntamiento de Dos Hermanas (Sevilla) durante al menos tres meses sin ir a trabajar. En la actualidad, Salazar es uno de los encargados de marcar la estrategia política de Pedro Sánchez, junto al asesor Iván Redondo.

Francisco Salazar ha sido alcalde del municipio de Montellano (Sevilla) desde 2003 hasta 2008, cuando abandonó el cargo para convertirse en comisario de la Memoria Histórica de la Junta de Andalucía (entre 2008 y 2009), bajo la presidencia de Manuel Chaves.

En 2012, accedió a una plaza de técnico municipal del Ayuntamiento de Dos Hermanas, cuyo alcalde, Francisco Toscano, preside actualmente el Comité Ejecutivo Federal del PSOE. Cuando Pedro Sánchez presentó su dimisión como secretario general del PSOE, tras la dramática sesión del Comité Federal celebrada el 1 de octubre de 2016, Toscano y Salazar se convirtieron en sus dos principales apoyos en Andalucía para recuperar el control del partido.

Su apoyo a Sánchez

Fuentes del Ayuntamiento de Dos Hermanas señalan que, al menos entre marzo y junio de 2017, Francisco Salazar estuvo desplazado permanentemente en Madrid para gestionar la campaña de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE. Otras fuentes le sitúan en la capital desde finales de 2016. Durante sus largas estancias en Madrid, compartió piso con Santos Cerdán.

Durante todos estos meses, hasta el congreso federal del PSOE celebrado en junio de 2017, la actividad de Francisco Salazar estuvo centrada en coordinar desde Madrid la recogida de avales, dirigir la campaña de Pedro Sánchez y encauzar sus tensas relaciones con la gestora del partido que presidía Javier Fernández.

Y pese a ello, durante los más de cuatro meses que estuvo desplazado en Madrid, Francisco Salazar siguió cobrando su nómina como técnico del Ayuntamiento de Dos Hermanas sin acudir a trabajar. Gracias a esta intensa labor, Pedro Sánchez fue reelegido secretario general del PSOE en las primarias celebradas en mayo de 2017, en las que derrotó a Susana Díaz y Patxi López.

Lo último en España