San Fermín 2018

Monumental pitada al alcalde de Pamplona y a los proetarras de Bildu en los Sanfermines

Los asistentes a la primera corrida de San Fermín 2018 han expresado con una pitada su indignación por los intentos del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, de politizar las fiestas.

Los asistentes a la primera corrida de los Sanfermines han expresado con una monumental pitada su indignación por los intentos del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, de politizar las fiestas. Asirón es miembro de Bildu y gobierna gracias al apoyo de Podemos.

Ya en los días previos a la fiesta, Asirón pretendió colocar en la fachada del Ayuntamiento una ikurriña, la bandera del País Vasco, para que presidiera el acto del chupinazo. Finalmente, optó por dejar un mástil vacío como señal de protesta.

El acto concluyó con una batalla campal entre un grupo de proetarras, que exhibían carteles a favor de los presos de ETA, y varios jóvenes que habían entonado "Que viva España".

Los incidentes se han vuelto a reproducir ahora en la plaza de toros, pero esta vez se han convertido en un baño de realidad para el alcalde de Bildu. Cuando en una grada se ha desplegado un cartel a favor del acercamiento de los presos de ETA, el público ha respondido con una gran pitada.

A continuación, buena parte de los asistentes han coreado el nombre del alcalde al grito de "Asirón hijo de puta". Y también en esta ocasión, se han escuchado gritos de "Que viva España" para responder a las provocaciones de los proetarras que, amparados por el alcalde Joseba Asirón, han intentado convertir la fiesta en una reivindicación política.

Lo último en España

Últimas noticias