Montero, Levy, Romero, Botella… y ahora Adrados, víctimas del ultramachista Pablo Iglesias

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, suma una lista de hitos machistas que han culminado con sus desagradables palabras hacia la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, a la que llama "la loca esa" y acepta el insulto de "orca desencajada" en una conversación con Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de la formación morada en la Asamblea de Madrid.

Una de las claras demostraciones de su machismo fue cuando escribió a su colega político Juan Carlos Monedero para reconocer que "azotaría hasta que sangrase" a la periodista Mariló Montero.

La presentadora había realizado en agosto de 2014 unas declaraciones en las que afirmaba que Pablo Iglesias "es un hombre oscuro, no es el estandarte del 15M ni el prototipo del macho ibérico. El macho ibérico defiende y protege a la mujer, yo no me veo para nada defendida por su discurso".

Pablo-psicópata-ok

Pocos días después, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero comentaron estas declaraciones en el canal de la aplicación de mensajería instantánea Telegram que comparten con otros miembros de la dirección de Podemos: "La azotaría hasta que sangrase", afirmó Iglesias.

Otro de los momentos en los que el líder de Podemos demostró su poco respeto hacia las mujeres fue en el Congreso. Iglesia empezó su intervención en el debate de investidura señalando que la vicepresidenta de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, “se calienta” con el diputado de su partido, Miguel Vila.

Como si la situación política en España no fuera lo suficientemente grave, lejos de dejarlo en esa burda cosificación de la mujer, Iglesias añadió, convirtiendo la Cámara Baja una suerte de bar de carretera, que “ofrece” su despacho para que “ambos se conozcan mejor”.

Mariló Montero no es la única periodista que ha vivido las salidas de tono de Iglesias. El líder de Podemos se negó a responder a la periodista Ana Romero en una rueda de prensa y se limitó a burlarse de ella afirmando: "¡Qué bonito abrigo de piel llevas!".

La ex alcaldesa de Madrid, Ana Botella, tampoco se libró de las garras de Iglesias. “Es una pena que en un día como hoy tengamos que hablar de Ana Botella, que representa todo lo contrario a las mujeres valientes. Es la que encarna ser esposa de, nombrada por, sin preparación…y además de belicista, es una mujer cuya única fuerza proviene de ser esposa de su marido y de los amigos de su marido”, afirmaba Iglesias en 2014.

Lo último en España