Gobierno Pedro Sánchez

El ministro Màxim Huerta ridiculiza a Pablo Iglesias colgando su muñeco de ‘caganer’

Iglesias
El muñeco de 'caganer' de Pablo Iglesias publicado en Twitter por el ministro Màxim Huerta.

El pasado siempre vuelve. Antes de ser ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque fue el primer astronauta español lanzado al espacio en una misión de la Agencia Espacial Europea (ESA). Antes de ser ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta fue presentador de los informativos de Tele 5, tertuliano de Ana Rosa Quintana… y tuitero.

El pasado de Màxim Huerta como tuitero da mucho juego. Siempre espontáneo y desenfadado, reconoce que no es un experto en deporte (una de las dos carteras que le va a tocar gestionar) y se muestra muy crítico con los políticos. Especialmente con los independentistas y los de Podemos. Hasta el punto de que se mofó de Pablo Iglesias colgando en Twitter su figurita de caganer para el Belén.

Como tertuliano del corazón en el programa de Ana Rosa Quintana, Màxim Huerta no ha dudado en bromear sobre la relación entre el entonces Príncipe de Asturias y Letizia Ortiz. Como en el siguiente mensaje, publicado en octubre de 2012: «Yo creo que Felipe va a dejar a Letizia por la nueva que han puesto en el Telediario».

El nuevo ministro de Cultura y Deporte cita al filólogo y novelista italiano Umberto Eco para reconocer que odia el deporte. «No tuiteo de fútbol porque no tengo ni puta idea«, confesaba en otra ocasión. Aunque es hincha del Barça, se declara admirador del «puto Iker» Casillas». No en vano, la pareja de Iker, Sara Carbonero, ha sido compañera de Màxim Huerta en los servicios informativos de Tele 5.

Al frente del Ministerio de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, podrá compensar su desconocimiento sobre el mundo del fútbol con su afición por el rock. Que no siempre le da grandes satisfacciones, como muestra el siguiente tuit, escrito en abril de 2013: «Este grupo de rock que ensaya desde las 8 podía estar en la puta puerta de Ana Botella«, escribió.

Otro dato en la biografía del nuevo ministro resulta especialmente inquietante: se declara muy fan de hacer compras en el Eroski. «¡Qué divertido es el Eroski!«, dice como si estuviera en Disneyland París. Pero al menos no se lleva los frascos de crema Olay del Eroski, sino que prefiere comprar fruta y una cerveza.

Pero sin duda lo que más van a apreciar los ciudadanos es la espontaneidad del nuevo ministro. Màxim Huerta reconoce que tenemos unos políticos muy «coñazo» y no duda en exclamar: «Me cago en el puto independentista«. A estas alturas, Gabriel Rufián ya se está preguntando por qué apoyó la moción de censura.

Autor de varias novelas, Màxim Huertas llega a la política a través de la literatura. En las redes sociales, ha mostrado sus excelentes relaciones con los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y Ciudadanos, Albert Rivera. Al final, ha aceptado la invitación del primero para ser ministro de Cultura y Deporte, el encargado de aguantar los insufribles monólogos de la gala anual de los Goya.

Lo último en España

Últimas noticias