Marlaska nombra secretario de Estado al jefe de Gabinete que le acompañó la noche del Válgame Dios

Una de las primeras medidas que ha tomado Fernando Grande Marlaska como ministro del Interior del Gobierno socialcomunista ha sido purgar a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella Gómez y nombrar en su lugar como ‘número dos’ a Rafael Pérez Ruiz, su ex jefe de Gabinete.

El propio Marlaska ya habló de Rafael Pérez Ruiz en su toma de posesión como un «baluarte y un pilar básico» del Ministerio. Pérez Ruiz nació en Córdoba en 1981 y es licenciado en Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales. Es Magistrado Letrado del Consejo General del Poder Judicial y ha ejercido la Jefatura de la Sección de Oficina Judicial. En los 19 meses de la anterior legislatura fue el director del Gabinete de Grande-Marlaska.

Acompañante en el Válgame Dios

Además, Pérez Ruiz fue el que acompañó a Marlaska en la polémica cena en Válgame Dios, el bar de copas de moda en el barrio de Chueca (Madrid), mientras Barcelona ardía por los graves disturbios provocados por los denominados Comités de Defensa de la República (CDR) que destapó OKDIARIO.

El máximo responsable de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado fue cazado por OKDIARIO disfrutando de una tranquila cena a las 23:00 horas, hora en la que los Mossos y la Policía intentaban sofocar los disturbios en Barcelona provocados tras la publicación de la sentencia del 1-O.

La segunda noche de violencia independentista en Barcelona no fue motivo suficiente para que Grande-Marlaska permaneciera atento a las novedades que llegaban desde Cataluña en su despacho del ministerio del Interior. Mientras los CDR levantaban barricadas, quemaban contenedores y se empleaban con violencia contra los agentes, Marlaska parecía relajado junto a su nuevo secretario de Estado Rafael Pérez Ruiz.

Fue a comer «una hamburguesa»

El ministro del Interior se defendió de las críticas recibidas y la petición de dimisión por parte del PP explicando que fue «a tomar una hamburguesa». Además dijo que Válgame Dios «no es un bar de copas» y que durante el tiempo que permaneció en el local, «la escasa hora», estuvo «mirando el móvil».

Marlaska también aseguró que vivía «en el ministerio por razones de seguridad» y que el referido bar está «a diez minutos andando». Lo cierto es que el Ministerio del Interior está situado en uno de los epicentros económicos y financieros de la capital donde hay multitud de bares, restaurantes y cafeterías. Establecimientos en los que, en menos de dos minutos, se puede llegar para poder comer «algo rápido».

Lo último en España

Últimas noticias