Nuevo Real Decreto

Marlaska deja a guardias civiles embarazadas y maltratadas sin el 65% del ‘plus’ de productividad

El Real Decreto que prepara el Ministerio del Interior para regular las condiciones laborales de la Guardia Civil ha provocado las críticas del colectivo

Guardia Civil
Grande-Marlaska durante un acto de la Guardia Civil.

Las agentes de la Guardia Civil embarazadas que se acojan a un permiso verán mermado su complemento de productividad en un 65%, según el nuevo Real Decreto sobre medidas laborales que prepara el ministerio de Fernando Grande-Marlaska. En esa circunstancia se incluye también, entre otros, a víctimas de violencia de género o del terrorismo.

El borrador, que ha recibido las críticas de las asociaciones, establece que "cuando se deje de prestar servicio por el disfrute de alguno de los permisos previstos en el artículo 28 del Real Decreto, o por situaciones de embarazo que impidan la prestación del servicio y la no disponibilidad abarque o supere el periodo de devengo mensual, se percibirá el 35% de la cuantía de productividad estructural correspondiente al mes que se iniciara la citada situación".

En el artículo 28 se regulan los permisos correspondientes a maternidad, adopción, víctimas de violencia de género o del terrorismo o por cuidado de hijo mejor afectado por cáncer u otra enfermedad grave.

Los afectados por esas situaciones, denuncian desde el Cuerpo, verán mermado considerablemente su ‘plus’ de productividad, quedando en un 35% de la cuantía actual.

El director de la Guardia Civil, Félix Azón, anunció este lunes su intención de llegar a un acuerdo con las asociaciones antes de aprobar el nuevo reglamento, y aseguró también que dimitirá antes de reducir derechos de las agentes. "Que estén seguras de que no se van a ver perjudicadas, me iría antes de esta casa", prometió.

No obstante, el compromiso no convence a los colectivos, que reclaman una revisión profunda del borrador, en el que se regularán las jornadas laborales, vacaciones e incentivos. Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) han avanzado ya protestas ante las delegaciones del Gobierno el próximo 11 de diciembre.

Marlaska deja a guardias civiles embarazadas y maltratadas sin el 65% del ‘plus’ de productividad

Interior prepara un Real Decreto y hasta tres órdenes ministeriales para detallar un reglamento que, según la AUGC, es una "auténtica involución de derechos". Desde esta asociación destacan, además, el agravio con respecto a la Policía, de forma que "un guardia civil va a trabajar dos meses más y va a cobrar menos que un policía nacional".

Entre los aspectos que, denuncian está, por ejemplo, la desaparición de los incentivos para los trabajadores nocturnos, la posibilidad de introducir constantes cambios de servicio o el hecho de que, "quien esté de baja por un accidente laboral dejará de percibir la productividad que corresponde a su puesto de trabajo a los 12 meses de la baja". Otra de las novedades más importante es que, según el borrador, se anularán las vacaciones y asuntos propios en el País Vasco y Navarra.

AUGC considera que "el borrador es un verdadero recorte de derechos laborales". "Solicitamos la retirada inmediata de este documento ignominioso para  partir de cero negociando de verdad con los representantes de los trabajadores de la Guardia Civil", señalan.

También desde JUCIL han mostrado su malestar. Desde esta asociación llaman la atención, entre otros, sobre el hecho de que no se indique "en ningún momento la cantidad de las indemnizaciones" por superación de jornada o que el descanso semanal se puede llegar a reducir a las 36 horas, desde las 48 actuales.

"Exigimos a la Dirección General de la Guardia Civil la no tramitación de las modificaciones pretendidas, que atentan contra los derechos sociolaborales de todos los guardias civiles", señalan. Y avisan de que en caso de que se apruebe el reglamento emprenderán "las medidas necesarias".

Lo último en España

Últimas noticias