Crisis del coronavirus

Madrid se opone a ser confinada con los criterios a la carta del Gobierno y exige que sean científicos

Sánchez Ayuso
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.

La Comunidad de Madrid acude esta tarde a la reunión clave de la Comisión Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en la que se decidirá sobre su posible confinamiento. Su posición ante la cita es clara: Madrid rechaza confinamientos a la carta como el que plantea el Gobierno. Exige que las medidas que limiten derechos como el de circulación encajen en el marco legal de la Constitución. Además, exigen más criterios científicos que avalen la decisión de confinar la capital y otros municipios que cumplen los tres criterios de Sanidad. El Gobierno regional defiende que su capacidad de UCI es superior a la que reconoce el Ministerio.

En el posicionamiento oficial de Madrid ante esta propuesta de Sanidad, dado a conocer en un comunicado este miércoles unos minutos antes del inicio de la reunión interterritorial, la Comunidad exige «conocer la base científica y técnica que avala el nuevo criterio de los 500 contagios por cada 100.000 habitantes que propone el Ministerio».

Además, Madrid insta al Gobierno central a que tenga en cuenta «el criterio de capacidad de elasticidad en camas de hospitalización y de puestos de UCI. La Comunidad de Madrid tiene la disponibilidad de ampliar la capacidad hospitalaria en caso necesario y está concluyendo además la construcción del nuevo Hospital público Enfermera Isabel Zendal, que incrementará notablemente dicha respuesta asistencial».

Madrid se agarra así a su capacidad para aumentar las camas de UCI y duplicarlas hasta llegar a las 1.600 plazas, lo que diluiría la ocupación de pacientes COVID del 40% actual a una cifra inferior al 35% -el límite establecido por Sanidad-.

Por otra parte, la Comunidad pide que se tenga en cuenta «la capacidad diagnóstica de la Comunidad de Madrid, muy superior a la del resto de CCAA».

«Además, se debe tener en cuenta que la ciudad de Madrid es un conjunto de 21 distritos, de los que 18 superan los 100.000 habitantes, y por tanto, los índices no se pueden aplicar, en su conjunto, a toda la ciudad», advierte el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso.

Sanidad apuesta por confinar

Tal y como anunció el ministro Salvador Illa este martes, la propuesta de Sanidad para confinar ciudades de más de 100.000 habitantes se basa bajo tres criterios: superar la barrera de los 500 casos por 100.000 habitantes, una positividad máxima del 10% y una ocupación de UCIs inferior al 35%. Madrid cumple los tres, pero la Comunidad se agarra a los últimos datos positivos que ha conocido este miércoles y que apuntan a un desplome en el riesgo de contagio desde que se aplican medidas de restricción de la movilidad y vida social. Además, la presión hospitalaria ha descendido. Y la positividad, también.

Madrid pactó este martes con el Gobierno estos tres criterios epidemiológicos, que se aplicarán de forma homogénea a la hora de decir en qué grandes ciudades -de más de 100.000 habitantes- entrarán en vigor las nuevas medidas restrictivas para frenar el coronavirus. Entre ellas, Sanidad propone limitaciones a la movilidad e incluso establecer perímetros en las zonas geográficas afectadas. En la práctica, consistirá en prohibir la entrada y salida de estos territorios. Es decir, un confinamiento.

Ese es el borrador que entrará en la reunión de la Consejo Interterritorial previsto para las cuatro de la tarde de este miércoles. Lo que salga de ella dependerá de la negociación con las distintas autonomías. Para aprobar la propuesta, Sanidad tan sólo necesita una mayoría simple.

La Comunidad de Madrid, que se resiste a un confinamiento total por el grave deterioro que supondría para la economía, reclama además la realización de pruebas PCR en origen para cortar la posible entrada de contagios a través del aeropuerto de Barajas. Además, pide un refuerzo en las líneas de Renfe y AVE conectadas con la capital.

Ayuso avisa a Sánchez

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, no está por la labor de seguir con el juego político en medio de los intentos de la Comunidad por centrarse en combatir el coronavirus. Y ha dejado claro al Gobierno que no acepta sus intentos de forzar un autoconfinamiento, principalmente porque las medidas de restricción lanzadas desde la propia Comunidad de Madrid están dando claramente resultados y el ritmo de avance de la enfermedad ha remitido sin necesidad de confinar Madrid y arruinar con ello la economía regional y nacional.

El nuevo comunicado de la Comunidad de Madrid insiste en la necesidad de proteger los derechos fundamentales de los madrileños; en la absoluta exigencia del cumplimiento de la ley, no cerrará la posibilidad de acudir a los tribunales en caso de violación de los cauces constitucionales e insistirá en la necesidad de fijar criterios claros y objetivos que eviten un ataque por motivos políticos contra la Comunidad de Madrid.

De hecho, la Comunidad consiguió este martes un compromiso de Moncloa de que no habrá medidas teledirigidas contra Madrid, ya que las restricciones se aplicarán de forma homogénea a todas las zonas afectadas que superen los umbrales establecidos por Sanidad.

Madrid, a la baja

Mientras, Madrid acude a ese encuentro, clave para el futuro a corto plazo de los madrileños, con datos positivos que ha conocido hoy, y que refrenda lo que la Comunidad viene repitiendo desde hace días: la pandemia en Madrid está en tendencia a la baja.

Con esos datos en la mano, Madrid espera sortear el confinamiento (o relajarlo en cierta medida), pero no lo tendrá fácil. La capital, por ejemplo, cumple los 3 criterios establecidos para ciudades de más de 100.000 habitantes: una incidencia acumulada superior a 500 en los últimos 14 días, una tasa de positividad superior al 10% y una ocupación en las UCI de enfermos de covid-19 por encima del 35% (en torno al 40% actualmente). Otras ciudades, como Pamplona o Logroño, cumplen parte de estos criterios pero no su totalidad.

En el primer criterio, el de la incidencia acumulada, Madrid cumple de sobra los criterios de Sanidad para el confinamiento: muestra 777 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. La cifra muestra una clara tendencia a la baja, tal y como ha certificado el Instituto de Salud Carlos III y recoge este miércoles OKDIARIO. En los informes de la Consejería de Sanidad también: la semana pasada la incidencia era de 789. En el desglose semanal, la caída en la capital es aún más evidente pasando de 388 a 337 casos por cada 100.000 habitantes.

En cuanto a la positividad, que representa el número de test diagnósticos que dan positivo respecto al total de los realizados, Sanidad fija el umbral en 10%. Madrid da en estos momentos valores medios semanales de 20%, aunque la cifra ha descendido respecto a la pasada semana, cuando era de 23,5%. El sábado 26 de septiembre, última cifra disponible de un sólo día, la tasa fue de 18,3%. Otro indicador a la baja, pero aún por encima de lo exigido por Sanidad.

La batalla, en las UCI

Sin embargo, la verdadera batalla para Madrid está en las UCIs, donde el número de pacientes aumenta a cuentagotas. Pero aumenta, como resultado del efecto arrastre de la alta cifra de ingresos de hace algunas semanas: los pacientes, antes de empeorar su diagnóstico e ingresa en UCI, suelen pasar un tiempo hospitalizados.

El martes se sumaron 12 nuevos pacientes en Cuidados Intensivos, pasando de 466 a 478. La Comunidad, sin embargo, defiende la «elasticidad» de su sistema sanitario y la posibilidad de convertir camas comunes en camas UCI y alcanzar hasta las 1.600 plazas.

Lo último en España

Últimas noticias