Crisis del coronavirus

Irene Montero contagiada de coronavirus cuatro días después del 8M e Iglesias en cuarentena

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dado positivo en las pruebas del coronavirus. Pablo Iglesias guarda cuarentena.

Sigue en directo la última hora del coronavirus en España

Ver vídeo

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dado positivo en las pruebas de coronavirus, según ha informado La Moncloa a través de un comunicado. Montero participó el pasado domingo en la multitudinaria manifestación del 8M, en Madrid, autorizada por el Gobierno pese a la situación de crisis por la epidemia. Pablo Iglesias guarda cuarentena, según informan las mismas fuentes. Montero se encuentra en buen estado.

El Ejecutivo informa de que «siguiendo con los protocolos establecidos, esta mañana se realizarán pruebas diagnósticas a todos los miembros del Ejecutivo». Los resultados se conocerán a lo largo de la tarde.

Asimismo, se explica que al Consejo de Ministros, convocado para la mañana de este jueves, sólo asistirán los miembros del Ejecutivo precisos para la aprobación del Plan de Choque en respuesta a la epidemia. Moncloa informa además de que, a partir de ahora, las reuniones previstas en la agenda de Pedro Sánchez se realizarán «de manera telemática».

Sánchez comparecerá en rueda de prensa al finalizar el Consejo de Ministros y las preguntas de los periodistas serán igualmente telemáticas.

Minutos después ha sido la propia Irene Montero quien, a través de su cuenta personal de Twitter, ha confirmado su positivo.

8M

Como informó OKDIARIO este miércoles, el Gobierno socialcomunista siguió adelante con las manifestaciones del Día de la Mujer, pese a saberse que los casos de coronavirus habían empezado a dispararse hasta 72 horas antes de las marchas.

La situación epidemiológica que se registraba en la Comunidad en la víspera del 8M indica que la región estaba ante un escenario muy preocupante.

En concreto, el día 7, mientras desde el Gobierno defendían que no había motivos para limitar o suspender las marchas, Madrid registraba ya una alta tasa de contagios: más de 1.000, según el criterio temporal que aplica el Ministerio de Sanidad.

Illa ocultó los datos

El Gobierno sabía varias horas antes de la masiva manifestación, que reunió a 120.000 personas en Madrid, que el brote estaba disparado.

Sin embargo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, trató de ocultar ese dato. El martes, aseguró, para defender el permiso a la marcha, que el cambio de situación se produjo «el domingo al anochecer».

Sin embargo, este miércoles, Fernando Simón, director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitaria, acabó revelando que el Ejecutivo disponía de información sobre la elevada propagación del virus ya desde horas antes de la marcha del 8M. 

«El domingo en conversaciones informales con algunos compañeros de la Comunidad de Madrid estaban planteando que el número de casos estuvieran incrementándose más de lo esperado. Informaciones parciales que se fueron notificando a partir de las 14:00 o 15:00 de la tarde y que luego se concretaron el lunes por la mañana», respondió Simón, a preguntas de este periódico.

La manifestación en Madrid estaba convocada a las 17:00 de la tarde, y se alargó hasta cuatro horas. Es decir, a esa hora, el Ejecutivo ya era consciente del elevado riesgo de un evento masivo de estas características.

Este martes, en su primera comparecencia pública tras declararse la crisis del coronavirus, Sánchez esquivó cualquier autocrítica y se remitió a «las recomendaciones de la comunidad científica».

Lo último en España

Últimas noticias