‘Interviú’ compró el móvil robado para meter fotos íntimas de la asistente de Iglesias en su portada

La sección de compras de la revista Interviú propuso a la dirección del medio la adquisición de la tarjeta del móvil de Dina Bousselham que, entre 2014 y 2015 había sido asistente de Pablo Iglesias en Bruselas en su etapa de europarlamentario, para confeccionar una portada de contenido erótico. Según fuentes internas de la revista del Grupo Zeta la tarjeta del teléfono, además de informes internos de la formación morada, contenía fotografías íntimas en top less de la colaboradora de Podemos.

El interés que despertaba aquellas fotografías de Bousselham en el jefe de
compras del medio era una supuesta relación sentimental entre la joven de ascendencia marroquí y el secretario general de Podemos. Pablo Iglesias, tras haber roto sus relaciones con la dirigente de Izquierda Unida, Tania Sánchez, había mantenido un breve amistad íntima con su asesora.

Al menos, esa fue la versión que aportó a la revista la persona que facilitó
la tarjeta con los datos y fotografías. El intermediario o alguien del
entorno más próximo de Bousselham había sustraído la tarjeta y la
había puesto en circulación por despecho. Buscaban una acción de
venganza para hacer un daño personal a la pareja, nunca por una
motivación política, según explicaron a los interlocutores de la revista. Uno de los filtradores de la tarjeta había mantenido una relación sentimental con la joven.

Dina Bousselham, nacida en Tánger en 1990, es licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense de
Madrid y Máster en Estudios de América Latina y el Caribe del Institut
des Hautes Études de l’Amérique Latine de Paris. Se dio a conocer en los
movimientos sociales durante el 15-M  y más tarde ingresó en la
órbita del partido morado. En octubre del 2015 acompañó a Pablo Iglesias, como integrante de su equipo, en su regreso a Madrid desde Bruselas para presentarse como candidato a la Presidencia del Gobierno.

En la actualidad es la responsable del Área de Migraciones de la Comunidad de Madrid y de la Secretaría de Comunicación y pertenece al
Consejo de Coordinación. Además colabora como articulista en diversos
medios de comunicación como La Marea, Público, El Diario, Huffington
Post, Rebelión e InfoLibre, según destaca la página oficial de Podemos
Madrid.

Devolución de la tarjeta

Las fotografías de Dina Bousselham nunca vieron la luz en las páginas de
Interviú porque el presidente del Grupo Zeta y los asesores jurídicos
descartaron su publicación. Incluso, Antonio Asensio, con un acertado
criterio periodístico, se entrevistó con Iglesias y le hizo entrega de la
tarjeta. Entre tanto, la colaboradora de Podemos había presentado una
denuncia por la sustracción de su móvil.

Tanto el intento de compra del material como la devolución de la tarjeta
permanecieron en secreto hasta que, días después el director de la revista
mantuvo una reunión con el comisario José Villarejo y le facilitó un
pendrive con los datos del móvil, según declaró el comisario jubilado al juez García Castellón hace un par de semanas.

Los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía habían
intervenido, entre otras cintas, discos duros y pendrives, una copia del
material sustraído a la joven dirigente podemita con las fotografías que
pensaba, en un principio, reproducir en portada la revista.

Esa fue también la primera versión que asumieron desde el primer momento tanto Bousselham -que presentó una denuncia por el robo de su teléfono- y Pablo Iglesias: alguien de Podemos había sustraído el móvil de la colaboradora del secretario general para venderla más tarde a la revista
Interviú.

En ningún momento calificaron el incidente como un caso de espionaje
político ni señalaron como responsables de la filtración a unas supuestas
"cloacas policiales" o a fantasmagóricas "policías patrióticas". Las motivaciones eran mucho más prosaicas. Detrás de todo, subyacía una venganza por despecho debido a un ataque de cuernos. Según las investigaciones, Villarejo tras obtener el material lo facilitó a varios medios de comunicación que publicaron parte de su contenido entre abril y julio de 2016, aunque este lo niega asegurando que entregó la tarjeta a sus superiores. El Confidencial durante una semana fue desvelando informes internos sobre la organización de Podemos y OKDIARIO reprodujo, entre otros, el chat de Iglesias con sus comentarios machistas hacia Mariló Montero.

Lo último en España