Imputado en el 'caso Tándem'

El ex vicedircom de Sánchez admite al juez que él entregó a Villarejo el chat de Iglesias sobre Mariló

El ex vicedircom de Sánchez admite al juez que él entregó a Villarejo el chat de Iglesias sobre Mariló
El ex comisario José Manuel Villarejo y el periodista Alberto Pozas
  • Teresa Gómez y Joan Guirado

Alberto Pozas ha sido imputado por un delito de revelación de secretos después de comparecer hoy como testigo del caso.

Alberto Pozas, ex director general de Información Nacional en La Moncloa, ha confirmado ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón que fue él, durante su etapa como director de ‘Interviú’, quien entregó al ex comisario José Manuel Villarejo el ‘pendrive’ con el contenido del móvil robado a Dina Bousselham, la asesora de Pablo Iglesias.

Tras su declaración ante el magistrado titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, el ex vicedirom de Pedro Sánchez, que este martes había sido citado en calidad de testigo en el caso Tándem, ha salido de la Audiencia Nacional  como imputado por un delito de revelación de secretos.

Fuentes judiciales aclaran a OKDIARIO que Alberto Pozas deberá acudir de nuevo a las dependencias de la Audiencia Nacional en los próximos días. Aunque en esta ocasión lo hará en calidad de investigado y acompañado de un abogado.

Tal y como adelantó OKDIARIO, el comisario Villarejo fue el primero en señalar al ex dircom de Sánchez como responsable último de poner en circulación el ‘pendrive’ que contenía varios chat de Iglesias y Podemos. Entre ellos, aquél en el que Iglesias reconocía que le gustaría azotar a la periodista Mariló Montero hasta hacerla sangrar.

Pozas dimite

Pozas dimitió el pasado jueves, una semana después de que su nombre fuese relacionado con el caso de espionaje a Iglesias. Ese mismo día había sido notificado que tenía que acudir a declarar a la Audiencia Nacional en el marco de esta causa secreta.

En el momento de comunicar su decisión a los periodistas aseguró que su nombre estaba "siendo utilizado para atacar al Gobierno y al presidente y eso no lo podía permitir", pese a que la única relación que se hizo entre ambas cosas fue explicar qué cargo ostentaba en la actualidad, nombrado por Sánchez.

En el mismo mensaje advertía que "quienes han creído que podían mezclar mi nombre con la conocida ‘policía patriótica’, vean que están muy equivocados". Aunque hoy ha confesado ante el juez que fue colaborador del ex comisario Villarejo al entregarle este archivo. En su despedida también decía creer que éste "era un tema menor" y aleccionaba a los periodistas con que "se den cuenta de la labor de despiste" que estaban haciendo.

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .