Crisis del coronavirus

Illa dictará una orden para cerrar Madrid y 9 municipios más de la Comunidad ninguneando a Ayuso

El Gobierno impone vía orden ministerial de obligado cumplimiento, firmada por Salvador Illa, el confinamiento de la ciudad de Madrid y gran parte de las ciudades de su corona metropolitana

Vía orden ministerial que, en los próximos días, se publicará en el Boletín Oficial del Estado. Así pretende el Gobierno de Pedro Sánchez pasar por encima de Isabel Díaz Ayuso y cerrar Madrid, Fuenlabrada, Parla, Alcobendas, Alcorcón, Torrejón de Ardoz, Getafe, Leganés, Móstoles y Alcalá de Henares. Lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que se ha reunido esta tarde. El propio Illa será quién firmará la orden tras una semana de desencuentros entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid.

Illa recuerda que la orden «es fruto de una decisión colegiada y que debe ser de aplicación por todas las Comunidades Autónomas». Lo cierto, por eso, es que los territorios que representan al 70% de la población española han votado en contra de las medidas anunciadas por el ministro de Sanidad. La Comunidad de Madrid, la más afectada con esta nueva orden, es una de las autonomías que ha rechazado la propuesta del Ejecutivo para confinar las ciudades de más de 100.000 habitantes con mayor afectación.

El ministro asegura que «nadie entiende la marcha atrás de la Comunidad de Madrid» tras asegurar, ayer martes, que había un preacuerdo con el Gobierno tras la reunión del ‘Espacio de Cooperación Reforzada’. Salvador Illa recuerda que «la salud de Madrid es la salud de España». Avisa el responsable del Ministerio de Sanidad que la aprobación del documento «es vinculante y de obligado cumplimiento» una vez se publique en el Boletín Oficial del Estado, por lo que al gobierno regional no le quedará otra opción que dar validez a estas medidas.

La Comunidad de Madrid, según fuentes del Ministerio, tendrá un plazo de aproximadamente 48 horas para aplicar las medidas que se han aprobado en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. Asegura Salvador Illa que «no contemplo que alguna Comunidad no vaya a acatar la orden para aplicar la orden ministerial». Dice que, en la reunión de este miércoles, ninguno de los consejeros que han votado en contra de su propuesta ha expresado su voluntad de no dar aplicación al documento que solo ha recibido el apoyo de las comunidades presididas por el PSOE, el PNV, el PRC y el de Castilla y León, del Partido Popular.

El Gobierno usa el Plan de Respuesta Temprana y la Ley de Cohesión Sanitaria para obligar a Ayuso a ampliar las restricciones al considerar que Madrid está en una situación extrema por el descontrol de la pandemia. En los últimos días, a través de distintas reuniones bilaterales entre ambos gobiernos, el Ejecutivo de Sánchez ya había emplazado a la presidencia madrileña a seguir sus recomendaciones antes de tener que adoptarlas desde La Moncloa. Finalmente la coalición socialcomunista opta por una semi intervención que dejará en manos de la CAM la gestión a la hora de aplicar las medidas.

«La salud de Madrid es la salud de España. Llevamos muchos días para conseguir un consenso, para ayudar, para estar al lado de todas las comunidades autónomas y, en concreto, de todos los madrileños con recursos tecnológicos, humanos, económicos y legales», ha enfatizado el ministro de Sanidad, quien ha señalado que «cuando vas al médico lo que quieres es que te diga la verdad».

En este sentido, Illa ha advertido de que todas las comunidades autónomas tienen que cumplir la orden que va a salir publicada fruto del acuerdo alcanzado con el CISNS, las cuales deberán realizar la trasposición de la normativa publicada en el BOE en sus propios boletines oficiales, si bien ha reconocido que el texto puede ser «mejorado, completado u ampliado».

Concretamente, una vez se publique la orden en el BOE se van a restringir entradas y salidas de las personas que vivan en municipios con más de 500 casos de coronavirus por 100.000 habitantes, como por ejemplo Madrid. No obstante, sí se permite circular por dentro de los mismos y para asistir a centros, servicios y establecimientos sanitarios, cumplir con obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales, asistir a centros educativos o a personas mayores, menores, dependientes, con discapacidad o vulnerables,  acudir al banco, juzgado o notaría y a renovar documentación oficial.

También se restringe a un máximo de seis personas las reuniones familiares y sociales, tanto en la vía pública como en los espacios privados, excepto en el caso de actividades laborales e institucionales; y se cierran los parques infantiles de uso público. Respecto a los aforos, en los lugares de culto se reducirá a un tercio, garantizando una distancia mínima interpersonal de 1,5 metros; y en los velatorios tendrá que haber un máximo de 15 personas en espacios al aire libre o de 10 en espacios cerrados, reduciéndose a 15 personas la participación en la comitiva para el enterramiento o despedida.

En cuanto a los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público, el documento señala que no podrán cerrar más tarde de las 20.00 horas. Asimismo, en la hostelería y restauración y de juegos y apuestas, no podrán admitirse nuevos clientes a partir de las 22.00 horas y la hora de cierre no podrá superar las 23.00 horas, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio. En la hostelería y salas de apuestas se establece también que el aforo máximo sea del 50 por ciento en espacios interiores y del 60 por ciento en exteriores; se prohíbe el consumo en barras; las mesas deberán guardar una distancia de, al menos, 1,5 metros respecto a las sillas asignadas a las demás mesas o agrupaciones de mesas; y la ocupación máxima será de seis personas por mesa o agrupación de mesas.

 

Lo último en España

Últimas noticias