'Ospa Eguna'

Los guardias civiles a Pablo Iglesias ante la fiesta del odio en Alsasua: “Esto sí que es acoso»

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

«Vosotros sois el virus». Bajo ese lema se presenta este año el ‘Ospa Eguna’ o Día del adiós, el acoso proetarra a la Guardia Civil en Alsasua (Navarra) que tendrá lugar este sábado. Una nueva edición precedida de las críticas de las organizaciones de la Benemérita, impotentes ante la falta de actuación del Gobierno y de la Justicia para impedirla. Los agentes dicen que eso sí es acoso y no lo que denuncia Pablo Iglesias.

La ‘celebración’ incluye «representaciones» contra la Guardia Civil, a la que instan a abandonar la localidad. «Es hora de fortalecer el movimiento contra la represión, protegiéndose unos a otros, desobedeciendo a las fuerzas represivas con burlas, construyendo la defensa personal, establecimiento de redes … El Día de Celebración de este año también quiere ser un día para proclamar eso», proclaman sus organizadores.

Una jornada de persecución y odio hacia los agentes, que no tiene respuesta por parte de las autoridades. «Esto es una estrategia de acoso. Nosotros sí que estamos acosados. Esto es un posible delito de odio y no vemos que ni Pablo Iglesias ni Irene Montero se rasguen las vestiduras», lamenta Agustín Leal, portavoz de Jucil.

Leal hace alusión a la campaña impulsada por los dirigentes de Podemos por el supuesto acoso sufrido durante sus vacaciones en Asturias, comunidad que abandonaron tras aparecer una pintada -‘Coletas rata’- a varios metros de la vivienda en la que se alojaban, a pesar de que la pareja comunista cuenta con una guardia de corps de 15 escoltas. Este lunes, además, el vicepresidente social y la ministra de Igualdad denunciaron a varios tuiteros por un posible delito de odio por mensajes amenazantes en las redes sociales contra sus hijos. Y a ello se añaden las denuncias frecuentes de los líderes podemitas contra quienes protestan ante su casoplón de Galapagar. Iglesias, como informó recientemente OKDIARIO, ha solicitado al Ministerio del Interior que se amplíe la vigilancia permanente a otras calles de la localidad madrileña, con el propósito de desactivar las concentraciones de los vecinos.

Desde Jucil presentarán un escrito al Ministerio del Interior y a la Fiscalía, solicitando que actúen a través de la delegación del Gobierno y se prohíba el acto. Un movimiento, no obstante, en el que tienen pocas esperanzas, ya que el departamento de Fernando Grande-Marlaska no parece tener intención de evitarlo.

«Estamos siempre en lo mismo. ¿Quién defiende a quien nos protege? La obligación es del Gobierno y no toma cartas en el asunto porque gobierna con los apoyos de los herederos del terrorismo», resume Leal.

Críticas a Iglesias

Aunque las principales críticas de los agentes se dirigen al vicepresidente segundo. En este sentido, recuerdan las afirmaciones de Pablo Iglesias contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como cuando aseguró que la Guardia Civil «es una institución burguesa que protege los intereses de la clase dominante» o que «muchos policías son matones al servicio de los ricos».

En otro programa de La Tuerka, Iglesias también reconocía que se sentía «emocionado» al ver un cómo varios manifestantes agredían a un policía antidisturbios durante unos altercados generados cerca del Congreso en septiembre de 2012.

«Sé que esa imagen se ha utilizado para criminalizar a los manifestantes pero tengo que reconocer que me ha emocionado, porque a pesar de que se la estaban jugando, a pesar de que no es agradable ver una agresión contra nadie, expresaba una rabia que está creciendo», afirmaba el secretario general de Podemos.

El año pasado, la Audiencia Nacional ya investigó el ‘Ospa Eguna’ de 2019 por si en el trancurso del mismo pudiesen haberse materializado delitos de apología del terrorismo, pero consideró que, en todo caso, serían susceptibles de un delito de odio, por lo que lo remitió la causa a los juzgados de Navarra que, finalmente, archivaron la petición, con arreglo al criterio de la Fiscalía.

Como reveló entonces OKDIARIO, la Fiscalía de Navarra rechazó actuar contra esta celebración remitiéndose a una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, de 2018 -en el caso ‘Savva Terentyev vs Rusia’- en el que se establece lo siguiente: «Los cuerpos policiales no pueden considerarse un grupo o colectivo que necesite una protección especial bajo el paraguas del discurso del odio. Por el contrario, se trata de una institución pública, que como otras de su clase, debe tener mayor grado de tolerancia ante las palabras ofensivas».

La Audiencia de Navarra consideró por su parte que la Guardia Civil no puede ser objeto de protección de los hechos contenidos en el artículo 510 del Código Penal.

Lo último en España

Últimas noticias