La Guardia Urbana denuncia la coacción de la CUP a los jueces tras otra absolución de los antisistema

cup
Las dos concejalas de la CUP absueltas por agredir a un policía de la Guardia Urbana en Barcelona

La absolución judicial de dos concejalas de la CUP por Barcelona por la agresión a un agente de la Guardia Urbana ha provocado que este cuerpo policial denuncie la existencia de presiones y coacciones por parte de los separatistas antisistema.

Los policías locales han acogido con indignación la sentencia del Juzgado de Instrucción número 16, en lo que es una nueva sentencia exculpatoria para la Candidatura de Unidad Popular (CUP). El juez ha absuelto a las dos ediles ‘cuperas’ de un delito de lesiones. Y los agentes apuntan al clima de intimidación que los radicales ejercen a todos los niveles de la Administración, también en la de Justicia, para que salgan de los juzgados sin condena.

El miedo de algunos jueces a la CUP

En una nota interna que se ha difundido entre los integrantes de la Guardia Urbana, se señala "el miedo que este movimiento puede despertar", y denuncian "la impunidad con la que operan". Fuentes de la policía municipal apuntan a que ese amedrentamiento se detecta en algunos jueces, como también en otros funcionarios públicos que tienen que tratar de causas y pleitos en los que son protagonistas los antisistema.

Los hechos que han llevado a estos policías locales a hacer público su  malestar tiene su origen en la agresión que las concejalas María José Lecha y María Rovira infrigieron en diciembre de 2016 a un agente durante una concentración de la CUP en apoyo del  exconcejal Josep Garganté, uno de los miembros más violentos de esta formación. Al entonces edil se le juzgaba precisamente  por coaccionar a un médico para que modificara un informe sobre lesiones a un mantero y atribuirlas a la Guardia Urbana.

Insultos, amenazas y patadas

En un momento de la manifestación, y tras cruzar insultos y amenazas con decenas de personas que habían acudido a apoyar al médico y a los guardias que declaraban, las dos ‘cuperas’ propinaron varias "patadas y golpes bajos" a un agente. El agredido presentó denuncia por delitos graves, como atentado a la autoridad, desobediencia y desórdenes públicos, y que han sido desestimados por el juez.

La Guardia Urbana ha mostrado su  malestar por este nuevo fallo exculpatorio de los radicales, además de mostrar su sorpresa por el hecho de que la resolución judicial, que aún no se ha notificado, se haya conocido antes por la cuenta de Twitter de la CUP y sin habérselo comunicado a los abogados del agente.

No es la única absolución reciente que la CUP cosecha en los juzgados. El propio Garganté, que ya tenía  antecedentes penales por agredir a un cámara de TV3, también fue absuelto en ese juicio por coacciones. Casualmente, la exención de condena llegó después de que el galeno se retractase a ratificar la denuncia tras las amenazas de la CUP, según confirman a OKDIARIO fuentes de la Guardia Urbana.

Lo último en España

Últimas noticias