Crisis del coronavirus

El Gobierno revela que 2.000 ilegales entraron en España en plena pandemia sin test PCR generalizados

Así lo indica el Ejecutivo de Pedro Sánchez en una respuesta parlamentaria escrita al Partido Popular

Sólo se realizaban test rápidos a los sintomáticos, por lo que los asintomáticos escapaban a estas pruebas

inmigrantes
Llegada al puerto de Almería de 14 inmigrantes rescatados de una patera por Salvamento Marítimo. (Foto: Efe)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha revelado al Congreso de los Diputados que en los pasados meses de marzo, abril y mayo, es decir, en plena pandemia de coronavirus y con las fronteras cerradas, salvo excepciones de repatriación, por el estado de alarma, llegaron a las costas españolas 2.001 inmigrantes irregulares sin que se hicieran pruebas PCR generalizadas, las más fiables.

Así ha respondido el Ejecutivo socialcomunista a una pregunta parlamentaria del Grupo Popular en la Cámara Baja, que se interesó también por el protocolo seguido en tierra ante la llegada de estos inmigrantes procedentes de países subsaharianos donde el coronavirus ha afectado especialmente por sus precarios sistemas de salud.

En concreto, la contestación del Gobierno, consultada por OKDIARIO, señala que el número provisional de personas en situación irregular llegados a costas españolas por «medio de embarcaciones» durante marzo, abril y mayo ascendió a 1.940 personas. Por meses, en marzo fueron 964, casi el doble que en el mismo mes del año anterior (568); en abril, 440, la mitad que en dicho periodo de 2019 (991) y, finalmente, en mayo, 536, también la mitad respecto al año anterior (1.050).

La respuesta del Ejecutivo también ofrece un desglose por territorios desde inicio de año hasta el pasado 18 de mayo. Como principal provincia receptora figura Las Palmas (Canarias), con 1.951 inmigrantes irregulares llegados a sus costas; seguida de Almería, con 1.202; Granada, con 542; Málaga, con 505; Murcia, con 492; Cádiz, con 246; Tenerife, con 211; Alicante, con 147; Baleares, con 89; y la ciudad autónoma de Melilla, con 45.

En cuanto al número de personas que consiguieron entrar de manera irregular en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, saltando la valla delimitadora del territorio de soberanía española o forzando alguno de los pasos fronterizos en dichas ciudades, el Gobierno informa al principal partido de la oposición de la entrada de 6 inmigrantes en marzo y 55 en abril.

En el citado escrito, el Ejecutivo señala al PP que «desde el instante en que Salvamento Marítimo en alta mar, o Cruz Roja, ya en el puerto, detectasen a alguna persona con síntomas que pudieran ser indicativos de sospecha de riesgo para la salud pública, deberán actuar conforme al Protocolo de Sanidad Exterior y al ‘Manual de actuación ante alertas sanitarias en fronteras’, al que hace alusión aquél».

«Cuando sea necesario»

Tal y como ha publicado OKDIARIO basándose en otra respuesta parlamentaria del Gobierno al PP, «dicho protocolo contempla, entre otros, el procedimiento de recepción, acogida y posterior derivación, estableciendo la obligación de adoptar medidas de distancia social, aislamiento y lavado de manos, utilización de equipos de protección individual, pruebas diagnósticas cuando sea necesario, identificación de casos positivos y trazabilidad y cuarentena de los contactos, así como en la formación del personal»,

Es decir, dicho protocolo de Sanidad exterior no recogía la aplicación generalizada de test PCR en el punto de llegada, sino que únicamente hablaba de realizar pruebas de diagnóstico «cuando sea necesario», es decir, cuando se observaban síntomas compatibles con coronavirus tras una inspección médica o control de temperatura. De esta forma, la práctica habitual era que sólo se realizaban test a los sintomáticos, por lo que los asintomáticos escapaban a este filtro, y ese test inicial era serológico o rápido, no PCR (el más fiable), por lo que podían darse falsos negativos. Sólo a quienes daban positivo en dicho test rápido, se les practicaba después un PCR, pero únicamente a ellos.

Se da la circunstancia de que el paciente cero del brote de Navalmoral de la Mata (Cáceres) es un inmigrante llegado en patera a Almería y que fue enviado por la Delegación del Gobierno a Extremadura sin ser sometido a un test PCR dado su carácter asintomático.

Esta persona se encuentra en estos momentos en paradero desconocido y con una orden de busca y captura. Habría llegado a las costas españoles en patera el pasado 24 de mayo. Y no le fue practicado un test PCR ni en su punto de llegada, ni en su punto de alojamiento, competencia ya de la Junta de Extremadura.

Fallos en el sistema

El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso ha presentado varias iniciativas parlamentarias con el objetivo de saber qué ha fallado en el sistema para que se haya producido este brote en Navalmoral de la Mata con origen en un caso importado desde Almería en el mes de mayo.

Para ello, los populares han solicitado al Gobierno, en base al artículo 7 del Reglamento del Congreso, el expediente completo incoado como consecuencia de la autorización por la Delegación del Gobierno de Extremadura del traslado de determinadas personas inmigrantes desde Almería a Navalmoral de la Mata en mayo, así como cuantas resoluciones, órdenes o escritos se hayan derivado del mismo.

Lo último en España

Últimas noticias