Crisis del coronavirus

El Gobierno lanza una app con la excusa del virus que le permitirá saber si un ciudadano está donde dice

Vídeo: ATLAS

El Gobierno, en su estrategia de lucha contra la pandemia del coronavirus, podrá conocer si un ciudadano está en la comunidad autónoma en la que dice estar. 

Así consta en una orden del Ministerio de Sanidad, publicada el pasado 28 de marzo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que encarga a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos de Nadia Calviño, «el desarrollo de diversas actuaciones para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19».

El Ministerio esgrime que «con el fin de controlar las enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con los mismos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible».

En este contexto, se considera necesario el desarrollo de «canales alternativos» que proporcionen «información fiable» a los ciudadanos «a través de aplicaciones, asistente conversacional o página web que permitan aliviar la carga de trabajo de los servicios de emergencia de las distintas Administraciones Públicas con competencia en materia de salud», según se recoge en el BOE.

Así, el encargo a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial supone el desarrollo de forma «urgente» de una aplicación informática que permitirá al usuario realizar una autoevaluación en base a los síntomas, y que pondrá a su disposición variada información sobre la enfermedad, además de consejos prácticos y recomendaciones. Esa aplicación, se explica, «permitirá la geolocalización del usuario a los solos efectos de verificar que se encuentra en la comunidad autónoma en que declara estar».

Estudio de movilidad

Además de esta iniciativa, el Ministerio de Sanidad quiere disponer también de «información real sobre la movilidad de las personas en los días previos y durante el confinamiento».

Su propósito, se explica, es «entender los desplazamientos de población para ver cómo de dimensionadas están las capacidades sanitarias en cada provincia».

Dicho estudio se realizará «a través del cruce de datos de los operadores móviles, de manera agregada y anonimizada» siempre, se aclara, cumpliendo con el reglamento europeo de protección y libre circulación de los datos personales. El responsable del tratamiento de esos datos será el Instituto Nacional de Estadística (INE) y «los encargados del tratamiento serán los operadores de comunicaciones electrónicas móviles, con los que se llegue a un acuerdo».

Ese estudio se llama DataCOVID-19 y ya existen experiencias similares, como la que en noviembre del año pasado anunció también el INE para conocer los desplazamientos de los ciudadanos. Entonces, se explicó que se pretendían conocer esos movimientos durante cuatro días laborales de noviembre (del 18 al 21); un domingo (el 24 de noviembre); un festivo (el 25 de diciembre); y dos días de verano (el 20 de julio y 15 de agosto, también festivo).

Para su ejecución, se recurrió a  Telefónica, Vodafone y Orange, que debían suministrar información sobre el número de dispositivos en distintas «celdas» en las que se dividía el territorio nacional, pero, eso sí,  sin ofrecer información alguna sobre los números de teléfono ni por supuesto sus titulares. El objetivo del INE era, en este proyecto, analizar desplazamientos más habituales, movimientos en vacaciones o incluso evaluar la despoblación en el mundo rural, de una forma totalmente anónima. Es decir, esos datos ya los tienen las operadoras y lo que se hace es ponerlos a disposición del INE. En ningún caso supondrá una geolocalización del usuario, porque el Gobierno no dispondrá de dicha información personal. 

Lo último en España

Últimas noticias