Teresa Rodríguez o Miguel Urbán, entre los más activos contra la entrada de Podemos en el gobierno de Castilla-La Mancha

Fractura en Podemos: los anticapitalistas hacen campaña contra Iglesias por el apoyo a Page

Podemos
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante el acto celebrado en la Puerta del Sol.

Nueva fractura interna en Podemos. Los dos máximos exponentes del sector anticapitalista, la líder andaluza Teresa Rodríguez y el europarlamentario Miguel Urbán, se han implicado activamente en la campaña llevada a cabo desde su corriente contra la idea que defiende el secretario general, Pablo Iglesias, partidario ahora de entrar en el Gobierno manchego a pesar de que en numerosas ocasiones se había comprometido a no participar nunca en gobiernos socialistas.

La consulta a las bases que tendrá lugar este fin de semana tampoco suscita demasiados acuerdos, ya que como en ocasiones anteriores la dirección ha elaborado una pregunta a medida que condiciona la respuesta de los militantes y simpatizantes llamados a la votación.

El conflicto surgía la pasada semana tras la decisión de Iglesias de que su partido entre en el gobierno de Emiliano García Page en Castilla-La Mancha, a cambio de la vicepresidencia, que pasaría a ostentar el líder morado en la región, José García Molina, y una consejería.

El socialista García Page, que no resultó el candidato más votado en las últimas elecciones municipales de 2015, ya que lo fue la popular María Dolores de Cospedal, ha recurrido ya en anteriores ocasiones al apoyo de Podemos, como cuando contó con sus votos para acceder a la presidencia. El acuerdo duró hasta septiembre de 2016, cuando rencillas sobre cuestiones programáticas llevaron a la ruptura total PSOE-Podemos.

Pero este nuevo intento de acuerdo no ha gustado nada entre el ala más de izquierdas de Podemos. Urbán y Rodríguez, considerados juntos a José María González "Kichi", los más influyentes representantes anticapitalistas, han retuiteado en los últimos días mensajes críticos con la entrada en el ejecutivo, como el del ex secretario general de Podemos en Guadalajara, Fernando Plaza Mínguez, quien dejó su cargo para presentarse como candidato al Senado en las últimas elecciones pero sigue siendo una figura clave del partido morado en la región.

En su artículo, Plaza defiende que entrar en el gobierno con Page provocaría una actitud de servilismo de Podemos hacia los socialistas como sucedió con Izquierda Unida cuando accedió a gobernar con Susana Díaz en Andalucía. Afirma el militante que "por primera vez en mi vida, y seguramente la última, porque siempre coincido con todos sus enfoques, voy a votar diferente de lo que votaría Pablo Iglesias".

Peligra la votación por la postura de los anticapitalistas

La propia Teresa Rodríguez también tomaba la palabra esta mañana para, a través de una entrevista radiofónica, denunciar que su partido ostentaría "una posición marginal" y "se limitarán las posibilidades de crítica". Una postura que ha calado entre algunos círculos de Castilla-La Mancha que han elaborado manifiestos en contra del acuerdo.

Cuando todavía están recientes en la memoria de todos las guerras internas que protagonizaron los sectores afines a Pablo Iglesias e Íñigo Errejón de cara a Vistalegre II, se cierne sobre el partido una nueva sombra de ruptura entre sectores. El enemigo a batir ahora para Iglesias serían los anticapitalistas, que en aquel momento se posicionaron con Iglesias frente a Errejón.

Una consulta polémica

La consulta planteada a las bases por parte de los máximos dirigentes del partido, también está levantando ampollas entre los críticos, que denuncian una evidente intención de Pablo Iglesias de condicionar la respuesta.

"¿Crees que Podemos C-LM debería votar ‘sí’ a los Presupuestos si con un acuerdo de Gobierno se garantiza la puesta en marcha y el control de políticas propias como la Renta Garantizada o el Plan de Garantías Ciudadanas?”, es la pregunta a la que deberán responder, con un ‘sí’ o un ‘no’, los llamados a participar en esa consulta, unos 10.000 militantes que podrán elevar su voto hasta el próximo lunes.

Desde la dirección se han incluido algunas de las reivindicaciones históricas de Podemos como la renta básica o el plan de garantías condicionándolas a la aprobación de su entrada en el gobierno de Page.

El PP denuncia el afán de "mantenerse en el sillón" de Page

Este acuerdo casi seguro entre los partidarios del todopoderoso Iglesias y el PSOE, no solo está generando todo tipo de suspicacias en la formación morada. Desde el PP, la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha asegurado estar convencida de que su partido ganará las próximas elecciones ante el “espectáculo nada divertido” que están dando a su juicio Podemos y PSOE para aliarse en el gobierno.

Lo último en España