Gobierno socialcomunista

Los Fiscales tras el nombramiento de Delgado: Sánchez quiere tener a la institución «sometida»

La Asociación mayoritaria de Fiscales critica abiertamente la propuesta de Sánchez y afean que el Ejecutivo no respete la división de poderes

La ex ministra Dolores Delgado será la nueva fiscal general del Estado a propuesta de Sánchez

El Gobierno quiere tener «sometida» a la Fiscalía. El polémico nombramiento de la ex ministra de Justicia, Dolores Delgado como nueva Fiscal General del Estado ha hecho estallar a las asociaciones profesionales. Cristina Dexeus, presidenta de la Asociación de Fiscales ha asegurado que la decisión de Sánchez es «una manera muy clara de indicar» que desde el actual Gobierno se quiere tener «sometida» a la institución.

«Que un ministro de Justicia que formaba parte de un Gobierno de un partido determinado pase a ostentar el cargo máximo de la carrera fiscal no me parece adecuado», sostiene Dexeus.

Por su parte, el portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Jorge Fernández Vaquero, califica como «insólito y lesivo» el nombramiento de Delgado como nueva titular del Ministerio Público «no por sus méritos profesionales sino por su procedencia». Ya que pasar «sin solución de continuidad» de la cartera de Justicia a la Fiscalía General del Estado, señala, «destruye toda apariencia de imparcialidad» de la Justicia y supone un «mal comienzo» del actual Gobierno en la materia.

Delgado sustituirá así a la actual titular del cargo, María José Segarra, quien se ha caracterizado por mantener una línea jurídica propia e independiente en causas como el juicio del ‘procés’ donde la Fiscalía se ha alejado de las indicaciones del Gobierno plasmadas en las tesis de la Abogacía del Estado.

Pese al anuncio de Sánchez, lo cierto es que el nombramiento del fiscal general del Estado corresponde al Rey Felipe VI quien debe contar con un informe favorable del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Y, además, Delgado tendrá que comparecer ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, tal y como marca el procedimiento fijado. La normativa vigente sólo exige al candidato que sea un “jurista español de reconocido prestigio» con al menos «15 años de ejercicio efectivo» de la carrera profesional.

La próxima fiscal general del Estado se estrenó con polémica como ministra de Justicia. Sólo tres meses después de ocupar su cargo en el Ejecutivo, presentó su dimisión a Pedro Sánchez tras hacerse públicas unas conversaciones que ésta mantuvo en 2009 con el ex comisario jubilado José Manuel Villarejo.

Delgado llamó por teléfono que se encontraba de viaje oficial en EEUU para trasmitirle su decisión. El presidente rechazó de inmediato la renuncia. Le explicó que “el Ejecutivo no podía permitirse la dimisión de tres ministros en tres meses”, según aseguraron a OKDIARIO fuentes conocedoras de esta conversación.

Nacida en Madrid en el año 1962, Delgado trabajó 25 años en la Audiencia Nacional antes de que Pedro Sánchez le ofreciera ser ministra de su primer Gobierno. Además es miembro de la Unión Progresista de Fiscales.

La ex ministra de Justicia será nombrada por el Rey a propuesta del Gobierno y se aprobará en el Consejo de Ministros extraordinario que se celebrará mañana martes, según han confirmado a EFE fuentes del Gobierno.

Lo último en España

Últimas noticias