El Tribunal Constitucional inhabilitará a Forcadell y a Mas en el momento en que presenten sus leyes independentistas

Artur Mas
Artur Mas. (Foto: EFE)

Artur Mas y Carme Forcadell serán inhabilitados por el Tribunal Constitucional si, tal como ha anunciado Antonio Baños, se lleva a cabo la desobediencia con respecto a la más que previsible suspensión, por parte del tribunal de garantías, de la resolución independentista aprobada esta mañana en el Parlament.

El gobierno presentará en los próximos días un recurso ante el Constitucional. El presidente del ejecutivo, Mariano Rajoy ha explicado que tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, el miércoles por la mañana, firmará el recurso y solicitará, por ser una prerrogativa del Gobierno, "la inmediata suspensión de esta iniciativa  y de todos sus posibles efectos" y lo hará al amparo del artículo 161 por el cual:

1. El Tribunal Constitucional tiene jurisdicción en todo el territorio español y es competente para conocer:

a) Del recurso de inconstitucionalidad contra leyes y disposiciones normativas con fuerza de ley. La declaración de inconstitucionalidad de una norma jurídica con rango de ley, interpretada por la jurisprudencia, afectará a ésta, si bien la sentencia o sentencias recaídas no perderán el valor de cosa juzgada.

b) Del recurso de amparo por violación de los derechos y libertades referidos en el artículo 53, 2, de esta Constitución, en los casos y formas que la ley establezca.

c) De los conflictos de competencia entre el Estado y las Comunidades Autónomas o de los de éstas entre sí.

2. el Gobierno podrá impugnar ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las Comunidades Autónomas. La impugnación producirá la suspensión de la disposición o resolución recurrida, pero el Tribunal, en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses".

Si, tal como ha anunciado Antonio Baños, se lleva a cabo la desobediencia con respecto a la suspensión de la resolución aprobada por el Parlament, se aplicará la ley de este tribunal por la que inhabilitará y podría sancionar económicamente con multas de hasta 30.000 euros, a aquellas personas que lleven a cabo dichas acciones.

Esto responde a la reforma aprobada gracias a la mayoría popular, que da potestad al Tribunal Constitucional para imponer multas a las autoridades, empleados públicos o particulares que incumplan sus fallos e incluso permite suspenderles de sus funciones durante el tiempo preciso para la observancia de sus resoluciones.

¿Contra qué personas actuará? Contra todas aquellas que muestren su desobediencia, es decir, en el caso de que se apruebe la ley de transitoriedad o cualquiera de las otras tres leyes anunciadas por Romeva y Baños, estas son: ley de desconexión, ley de hacienda públicaley de seguridad social, cada firma registrada en la propuesta será "castigada" por el Constitucional.

Esta suspensión en el cargo será cautelar al igual que la suspensión de la resolución, con una duración de cinco meses que podría prorrogase en caso de no haber pronunciamiento de tribunal sobre el asunto en ese tiempo, hasta que lo haya.

¿Qué pasa si continúan con el órdago?

Si volviera a desobedecerse al Tribunal Constitucional, el Gobierno puede poner en marcha el artículo 155.

¿Cómo? Primeramente, el Ejecutivo insta a la Comunidad Autónoma a que cumpla con su cometido constitucional. En caso de que no lo hiciera, el Gobierno traslada el asunto al Senado y éste autoriza al primero para tomar las medidas.

¿Qué medidas? Mariano Rajoy podría tomar el control sobre Cataluña ejerciéndolo sobre las autoridades concretas.

¿Qué autoridades? En principio sobre Carme Forcadell y Artur Mas, tal como ya avanzó OKDiario.com hace una semana.

¿Es esto suspender la autonomía? Para la Catedrática en Derecho Constitucional, Teresa Freixes, no. El Parlament seguiría funcionando y las necesidades de Cataluña siguen siendo cubiertas, pero aquellas autoridades que no actúen debidamente bajo el marco constitucional serán sustituidas por otras que decida el Gobierno central.

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy aseguraba hoy que espera "no tener que aplicar el 155 porque eso significaría que ha vuelto el sentido común y sería la mejor señal de todas las posibles" y  se ha mostrado muy contundente al asegurar que no permitirán "que esto continúe", y que está decidido a utilizar "todos los medios" que el Estado ha puesto a disposición de la democracia para defenderla. También ha enviado un mensaje a los catalanes que "siguen sintiéndose españoles y europeos", y les ha dicho: "Que sepan que cuentan con nosotros" y que "tienen detrás a millones y millones de compatriotas que no los olvidan y que están con ellos".

 

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .