Seguridad en Galapagar

El edil de Seguridad del pueblo de Iglesias admite que piensa dimitir ante la subida de la criminalidad

El concejal de Seguridad de Galapagar, Antonio Cantón Amate (PSOE), ha abierto la puerta a dimitir ante la situación crítica que vive la localidad desde la llegada de Pablo Iglesias e Irene Montero en materia de criminalidad.

Los dos dirigentes de Podemos acaparan buena parte de los efectivos de la Guardia Civil destinados a la localidad. Ante esto, el Ayuntamiento ha pedido refuerzos pero tardan en llegar y sobre todo se trata de agentes sin mucha experiencia. A esto se suma la sobrecarga de trabajo para la Policía Local.

El cuerpo de agentes de la Policía Municipal está viviendo una delicada situación laboral desde hace meses. Como telón de fondo están los datos oficiales de criminalidad que están subiendo sobremanera según el informe que ofrece trimestralmente el Ministerio del Interior. Galapagar es ahora el municipio donde más crece la criminalidad de la Comunidad y el cuarto de toda España.

Esta semana en el Pleno de noviembre, el Partido Popular ha pedido la comparecencia de Cantón Amate, edil responsable de Economía y Hacienda, Seguridad Ciudadana y Planificación y Seguimiento de Objetivos.

Al final de su intervención, ante las críticas de los grupos de la oposición, el socialista, que también fue concejal de Recursos Humanos y Seguridad Ciudadana en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y responsable de UGT en SEAT, admitió que está dispuesto a dimitir.

"Si mi continuidad va a generar malestar, desde ahora ya le digo, que yo el año que viene (2020) no tendré las responsabilidades de Seguridad Ciudadana, sin que nadie me lo pida, sino porque yo lo hago", ha reconocido el concejal del PSOE.

"Sólo les ha faltado decir ‘¡váyase, señor González!’, yo no me llamo González pero bueno, no había visto esa petición de dimisión pero, si lo piden los policías y a ustedes les causa inseguridad (mi continuidad), si además no voy a poder aumentar la plantilla, yo no tengo, por razones biológicas, futuro político, yo no estoy aquí para hacer carrera, estoy sólo aquí para ayudar", ha asegurado.

Coches patrulla de la Policía de Galapagar. (Foto. Ayuntamiento)
Coches patrulla de la Policía de Galapagar. (Foto. Ayuntamiento)

El PP pedía la comparencia porque los sindicatos de Policía denunciaban “mentiras” del concejal sobre el cuerpo en una entrevista en un periódico local. "Ante el malestar manifestado por los sindicatos, era muy importante que el edil aportase su opinión al respecto", indican fuentes populares consultadas por OKDIARIO.

"Menoscabo a los policías"

"La conclusión fue que el señor Cantón ratificó sus palabras e incluso las amplió asegurando que ‘la delincuencia subía y bajaba independientemente de lo que hiciese la policía’, menoscabando así el gran trabajo realizado por nuestra policía local", agregan desde el grupo popular.

Durante la comparecencia, la oposición ha cargado contra el concejal porque ha destituido al jefe de la Policía, porque las negociaciones con los policías para el convenio que mejore su situación laboral no avanzan y porque critican el sistema de seguridad que insiste en instalar el concejal (a pesar de la existencia de un mismo sistema gratuito en la Comunidad de Madrid). Sin embargo, el edil ante todo esto decidió zanjar el asunto afirmando que, si él se ha convertido en un problema en la Policía, daría un paso atrás al frente de la Concejalía.

El PP insiste en que "las responsabilidades que conlleva la seguridad de Galapagar deben ser asumidas por un concejal que no dé plantón a los trabajadores cuando han solicitado reunirse con él, que no se empeñe ciegamente en contratos con empresas a las que visita en Barcelona a costa del erario público, y que sea sensible a los problemas de los policías locales, porque todo ello repercute inmediatamente en la seguridad de los vecinos, que es a quienes nos debemos como responsables políticos".

Lo último en España

Últimas noticias