Elecciones Generales 2019

El dispositivo municipal del PNV pretendió detener al policía nacional que escoltaba a Abascal

Un agente de la Policía Municipal que formaba parte del dispositivo organizado por el PNV para velar por el correcto desarrollo de los actos electorales de VOX en Bilbao pretendía detener al agente de la Policía Nacional que escoltaba a Santiago Abascal tras una tensa discusión entre ambos. Finalmente, la disputa se ha solventado gracias a la intervención de otros agentes de la Policía Nacional.

La disputa ha comenzado porque el agente municipal no permitía el paso de los coches que acudían al acto del dirigente de VOX en el Palacio Euskalduna. En uno de esos vehículos, iba el policía nacional que formaba parte de la seguridad del dirigente de VOX. Ambos, justo antes de comenzar el acto electoral en Bilbao, se han enredado en una acalorada discusión que ha acabado, según los testigos, con el agente de la Policía Municipal de Bilbao sacando las esposas para llevarse detenido al policía nacional de la escolta de Abascal.

El agente vasco ha reprendido en plena calle al miembro de la Policía Nacional, que iba desprovisto de uniforme y vestido de paisano, gritándole “¿tú eres un compañero? ¿y me insultas a mí que voy uniformado y delante de todo el mundo? ¿Te parece normal?”. Finalmente, el altercado entre ambos cuerpos no ha llegado a más gracias a la intervención de otros policías nacionales que también formaban parte de la escolta de Abascal.

Por su parte, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha advertido de que su formación no tiene "miedo" alguno de las "bravuconadas" del presidente del PP, Pablo Casado, de quien ha dicho que "da grima", ni de los "insultos" del líder de VOX, Santiago Abascal, a quien se ha referido como una persona que da entre "gracia" y "pena". Además, en referencia a las protestas registradas en Bilbao contra un acto de VOX, ha lamentado que los "nostálgicos de la kale borroka" hayan caído "en la provocación" de Abascal.

La campaña electoral de cara al próximo 28-A sólo lleva una jornada y ya están viviéndose momentos de gran tensión. En sólo cuatro días, en precampaña y en plena campaña, ha habido cuatro ataques a las formaciones de derecha y centro-derecha en Barcelona, Segovia y País Vasco, como los ocurridos este mismo sábado en San Sebastián y Bilbao.

Rocío Monasterio, dirigente de VOX en la Comunidad de Madrid, tuvo que refugiarse en un hotel el pasado miércoles cuando paseaba con los candidatos de su formación porque los ataques de un grupo de jóvenes radicales. El jueves, la diana de las amenazas de los radicales de izquierda, en este caso separatistas catalanes, fue Cayetana Álvarez de Toledo, la candidata del PP por Barcelona, quien tuvo que ser escoltada en un acto en la Universidad de Barcelona organizado por Sha Acabat!, una organización universitaria constitucionalista que ha recibido amenazas un día más tarde de los hechos.

Este sábado, VOX ha sido nuevamente el blanco del acaso por parte de los proetarras del País Vasco que han intentado reventar los dos actos electorales de VOX en San Sebastián y en Bilbao. Dos celebraciones de cara a la cita con las urnas que  han acabado con varios detenidos y con cargas policiales por parte de agentes de la Ertzaintza​​ para permitir que los simpatizantes de Abascal pudieran llegar a los recintos reservados por VOX para sus mítines.

Lo último en España

Últimas noticias