Discurso de la Guardia Civil

El discurso de la Guardia Civil que irrita a los Mossos: «La revolución de las sonrisas ha derivado en odio»

El discurso que ha pronunciado este miércoles el general jefe de la Guardia Civil en Cataluña con motivo de la festividad de la patrona del cuerpo ha molestado profundamente a la cúpula de los Mossos y a cargos de la Consejería de Interior, que decidieron abandonar el acto. El general Garrido ha hecho mención al terrorismo de los CDR, ha advertido que volverán a responder contundentemente ante disturbios como los del 1-O utilizando la expresión en catalán ‘ho tornarem a fer’ (usado como lema por el independentismo) y ha recordado que la "revolución de las sonrisas" se ha convertido en "odio".

El del general Garrido no fue un discurso inocuo, vacío o políticamente correcto. La cita era especial, por la detención hace dos semanas de miembros de los CDR con explosivos, por la propuesta del Parlament para echar a la Guardia Civil de Cataluña, por el acoso generalizado a sus cuarteles y por la inminencia de la sentencia del ‘procès‘. La contundencia del discurso resultó molesta para altos mandos de los Mossos y de la Consejería de Interior, que abandonaron el acto nada más finalizar las intervenciones.

"Las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten, con más facilidad de la que cabe pensar o desear, en tan sólo el rictus que disimula el odio y la mezquindad, capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento bajo la justificación de la defensa de una causa que la ley no contempla", ha sentenciado el general Garrido bajo la atenta mirada del comisario jefe de la policía catalana, Eduard Sallent.

El general de la Guardia Civil también ha recurrido al catalán en su discurso, asegurando que "de la misma manera que ser independentista no es lo mismo que ser catalán, independentismo y terrorismo tampoco son lo mismo". Pero ha querido advertir que la Guardia Civil combatirá "sin tregua ni pena a quienes recorran el camino a la independencia siguiendo la senda del terror. Acabarán su recorrido a disposición de la justicia, y pendientes de la resolución que los tribunales adopten"

"Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso con España, para trabajar por la libertad y seguridad de todos los ciudadanos. Lo hemos demostrado hace dos años y ahora no será menos. Cada vez que sea necesario, lo volveremos a hacer", ha asegurado en catalán, utilizando las palabras ‘ho tornarem a fer’ que pronunció Jordi Cuixart durante el juicio del ‘Procès’ y que el separatismo ha adoptado como estandarte.

"La cizaña que se intentó sembrar hace un año entre ambos cuerpos  no ha llegado a arraigar lo suficiente para olvidar que la lealtad entre compañeros de armas está por encima de ambiciones que no respeten la ley y el orden" advirtió el general jefe de Cataluña en clara alusión a los choques entre los Mossos y la Benemérita.

Enfado de los Mossos

Los representantes de la Generalitat y de Mossos en el acto se han marchado al sentirse ofendidos, "en protesta con los discursos y especialmente las referencias" al mayor Josep Lluís Trapero y la intendenta Teresa Laplana, según fuentes de la Consejería de Interior.

Habían asistido al acto el secretario general de la Consejería, Brauli Duart; el director general de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer, y el comisario jefe de la policía autonómica, Eduard Sallent, que han estado en el acto hasta el final del desfile aunque no han acudido al aperitivo posterior.

Lo último en España

Últimas noticias