Se estrena este viernes

‘Dios tiene vagina’: así es la nueva obra teatral financiada por Carmena para mofarse de los católicos

El Ayuntamiento de Madrid ha coproducido la obra 'Dios tiene vagina', un representación teatral que se mofa de los cristianos.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha incluido en la programación teatral del Ayuntamiento Dios tiene vagina, una obra en la que aparecen todos los actores completamente desnudos representando procesiones de Semana Santa. 

Carmena, que también es concejal de Cultura, ha dado su visto bueno a coproduccir esta polémica obra que se interpretará en las Naves de Matadero, unos teatros municipales, y se estrenará este viernes 15 de marzo. En ella, tal como se puede ver en el tráiler de la compañía teatral, aparecen actores sin más ropa que capirotes morados de Semana Santa o con las protecciones propias de los costaleros que llevan los pasos.

También se mofan de la tradición andaluza. Aparecen referencias a “la Feria de Abril, Lola Flores, la gastronomía del sur, la indumentaria tradicional, el Fandango Parao de Huelva, las lágrimas de fe y el universo sórdido de los tablaos, entre otros paisajes de la memoria”, según el texto de la web del Ayuntamiento.

“Conocedores de las tradiciones más arraigadas en Andalucía, la obra las digieren y deconstruyen en escena para exponerlas, desde el amor y el pensamiento crítico, a una nueva mirada”

El nombre completo de la función es Dios tiene vagina – Díptico por la identidad (Parte 1). Se interpretará escasos días antes de la celebración de la Semana Santa. En su sinopsis explican: “Conocedores de las tradiciones más arraigadas de la sociedad andaluza, Ángela López, Juan Diego Calzada y Nazario Díaz las desnudan, digieren y deconstruyen en escena para exponerlas, desde el amor y el pensamiento crítico, a una nueva mirada”.

“Esta obra plantea una suerte de retablo de la carne atravesado por diversos aspectos de lo que denominan identidad permeable”, explican los autores. “Dios tiene vagina es un ejercicio colectivo para repensar una festividad despojada de deidades fijas”, indican sobre el controvertido título.

Escena de un paso de Semana Santa.
Escena de un paso de Semana Santa.

El colectivo lleva trabajando desde 2007 bajo el nombre ‘Vértebro’. El Consistorio dice que es “una de las compañías contemporáneas imprescindibles en el panorama nacional expandiendo el imaginario andaluz hasta su máxima potencia”.

Desde el área municipal de Cultura subrayan que se trata de un grupo que ha trabajado en la escena nacional e internacional. Este proyecto lo iniciaron en 2013 y ahora llega a la capital. Su objetivo es “realizar una serie de piezas y acciones en torno a cuestiones identitarias y visibilizar conceptos permeables sobre género, fe, política o sexualidad”.

Escena de la obra 'Dios tiene vagina'.
Escena de la obra ‘Dios tiene vagina’.

Defienden que “nuestra identidad no es algo inherente y que existe porque sí, sino que se imagina, inventa y representa, atraviesa dos dispositivos escénicos confrontados en este díptico. La pieza Dios tiene vagina es cercana al concierto, al ritual y al folclore”.

Degustación posterior

La duración es de aproximadamente de 80 minutos y, por si la obra fuera poco, después, hay una “celebración post-vagina” de 45 minutos en la que los asistentes degustarán cerveza, queso, jamón y embutidos varios. La sala elegida es la ‘Nave 11. Fernando Arrabal’. El Ayuntamiento cobrará a los asistentes 8 euros de entrada, 15 si se acude también a la segunda parte (Jura de bandera parte II).

Al final de la obra 'Dios tiene vagina', los espectadores disfrutan de un picoteo.
Al final de la obra ‘Dios tiene vagina’, los espectadores disfrutan de un picoteo.

La primera vez que se representó esta obra en particular fue en febrero en un festival de Reims, Francia. La obra es fruto de una colaboración entre la compañía TNT Terrassa Noves Tendències, Vértebro, el Ayuntamiento de Madrid (Naves Matadero – Centro Internacional de Artes Vivas) y el festival Graner-SÂLMON< patrocindo por el Consistorio de Barcelona.

No es la primera obra polémica que impulsa el Ayuntamiento. Al poco de llegar a la Alcaldía programó una obra de títeres para niños donde aparecía un cartel titulado ‘Gora Alka ETA’. Acabaron temporalmente en prisión los artistas. Tras ello también promocionaron la obra El lugar donde rezan las putas frente a un colegio católico y contrató la obra Hazte Banquero financiada por Ahora Madrid en el que se ataba a los banqueros españoles. Preguntados sobre estas cuestiones el discurso repetido una y otra vez por la portavoz municipal Rita Maestre es que “la libertad artística hay que respetarla e impulsarla desde las administraciones públicas”.

Últimas noticias