Dimite la directora de Salud Pública de la Comunidad de Madrid por estar en contra de pasar a la fase 1

La directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, ha dimitido este jueves de su cargo, decisión que se produce un día después de que la Comunidad de Madrid decidiera solicitar entrar en la Fase 1 de desescalada, según han confirmado fuentes conocedoras de la decisión y ha confirmado un portavoz de la propia Consejería de Sanidad. La ya ex directora general no estaba de acuerdo con la decisión del Gobierno autonómico de pasar a la fase 1 de la desescalada.

Fuentes, nombrada para este cargo el 24 de septiembre en el Consejo de Gobierno, ha desarrollado su actividad profesional en el Servicio Madrileño de Salud en el ámbito hospitalario, en los hospitales 12 de Octubre, Infanta Cristina, Carlos III, Clínico San Carlos y La Paz.

Además, fue el cargo de la Consejería de Sanidad que emitió las primeras resoluciones de cese de actividad en centro de mayores y actividad docente presencial.

La renuncia se produce una vez que la Comunidad de Madrid decidiera ayer en el Consejo de Gobierno presentar al Ministerio de Sanidad su propuesta de desescalada el 11 de mayo, al entender que cumplía con los criterios fijados por el Ejecutivo estatal. Para ello, se obligará además al uso de mascarillas en espacios cerrados.

Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid han explicado a Europa Press que Fuentes ha presentado su renuncia oficial este viernes por la tarde, por lo que deja ya de ejercer este cargo.

Entrada en la fase 1

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, el doctor Fernando Simón, ha anunciado hoy que las comunidades autónomas que cambien de Fase lo sabrán entre el viernes por la noche y el sábado. La fecha prevista para pasar de la Fase 0 actual a la Fase 1 es el próximo 11 de mayo.

Fernando Simón, quien ha dejado claro que la decisión última la adoptará el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado que habrá un informe específico de cada una de las regiones, que cree que se hará público, en el que se precisen los criterios que se han utilizado y la valoración que se ha hecho de ellos en su conjunto. Este informe tendrá que estar firmado, dice, por la directora general.

Pero la capacidad de detección y seguimiento de los nuevos contagios, así como el número de camas UCI y de camas para enfermos de coronavirus tendrán gran peso en estas decisiones. Aunque para ciudades como Madrid, donde la movilidad es un factor importante, también habrá un informe del Ministerio de Transportes.

No obstante, el doctor Simón ha dejado claro que los criterios serán sanitarios y no económicos, al ser preguntado por la posibilidad de que la principal urgencia que ha pesado en Madrid para pedir el cambio de fase pueda ser económica.

«Los criterios sanitarios para pasar de fase son sanitarios, no económicos. Los criterios económicos los tendrá que dar quien corresponda y se tendrán que valorar si pesan mas o no que los sanitarios en otros grupos que no son aquellos en los que yo participo», ha remachado.

Según ha explicado, la Comunidad de Madrid no había presentado aún la petición en la tarde de ayer y desconocía si lo ha hecho esta mañana. Si lo hace tendrán que valorar los datos y de hecho, ha precisado que hay una persona específica en el equipo para realizar la evaluación y la discusión interna.

Lo último en España

Últimas noticias