Crisis del coronavirus

El des-Gobierno del coronavirus: desconoce cuántos “posibles” casos hay en seguimiento

El desfase en las cifras del coronavirus es evidente. Mientras la Comunidad de Madrid hablaba de más de 20.000 casos "confirmados o con sospecha y en seguimiento", el registro de Sanidad sólo contabilizaba 4.800 en la región

La última hora del coronavirus y del estado de alarma en España, en directo

test
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Congreso.
  • L. Sela, P. Barro, F. González

La crisis por la epidemia del coronavirus tiene, con toda seguridad, una magnitud muy superior a la que reflejan las estadísticas oficiales. Una observación que se concluye del acotado criterio de Sanidad para la realización de los test de diagnóstico, lo que impide disponer de un fiel retrato de la pandemia que azota nuestro país. El Ministerio no registra tampoco los datos de «posibles» casos en seguimiento, aquellos que registran síntomas perfectamente compatibles con la enfermedad (tos seca, fiebre, dificultad para respirar) pero de forma leve, con lo que se resuelven con una atención telefónica por parte de los servicios sanitarios autonómicos. Las regiones no están obligadas a facilitar ese dato.

Madrid: un desfase de 16.000 casos

La Comunidad de Madrid, por ejemplo, sí lo ofrece por su cuenta. Este martes, la consejería de Sanidad madrileña informaba de que los profesionales de sus centros de salud realizan un seguimiento telefónico a 20.270 pacientes confirmados o con sospechas probables de coronavirus, que permanecen en sus domicilios con síntomas leves. Sin embargo, para Sanidad, en la Comunidad de Madrid «sólo» había el martes 4.871, los confirmados. Estos pacientes son atendidos telefónicamente por enfermeras y médicos que les llaman por teléfono para valorar su estado de salud, ofrecer consejos, indicar la toma de temperatura y resolver dudas.

El balance que diariamente ofrece el Ministerio de Sanidad informa de la «situación actual» de la epidemia con la única contabilidad de los casos confirmados que, al cierre de esta información, ascendían a 13.716 para todo el país.

«Los casos publicados en la actualización diaria de la web son casos confirmados por laboratorio. A los pacientes que consultan telefónicamente con síntomas leves según el procedimiento vigente se les considera casos posibles, si cumplen la definición, y no se les realiza la prueba en el momento actual por lo que no salen contabilizados en la actualización diaria», admiten oficialmente desde Sanidad a este periódico.

Esa cifra, además, está muy condicionada por el criterio de realización de test que, en los últimos días, se ha limitado aún más.

Aunque el departamento de Salvador Illa trabaja ahora en un proyecto para ampliar esas pruebas, actualmente sólo se realizan en las siguientes situaciones: a personas con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda que se encuentre hospitalizada o que cumpla criterios de ingreso hospitalario o a una persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de cualquier gravedad que pertenezca a personal sanitario y sociosanitario o a «otros servicios esenciales».

Es decir, no se realizan a personas que pueden manifestar síntomas leves de la enfermedad y que no requieran de hospitalización, como, según las proyecciones, ocurriría en el 80% de los casos. 

Casos «latentes»

De esta forma, quedaría sin detectar una bolsa importantísima de casos «latentes» que, según admitió el responsable de Sanidad para las alertas y emergencias sanitarias, Fernando Simón, estarían en el origen de la explosión de la pandemia en China, Italia y, seguramente, también en zonas de España.

Reducir el número de test sirve para ‘maquillar’ las estadísticas pero tiene un efecto perverso: distorsiona también la tasa de letalidad de la enfermedad, calculada en base al número de casos reales. Aunque los expertos afirman que conocer esa cifra en el caso del coronavirus es casi imposible, la generalización de test sí contribuye a disponer de un retrato más fiel a la realidad y, sobre todo, a prevenir la expansión.

Ante las advertencias procedentes incluso de organismos como la OMS -que esta semana aconsejó «test, test, test» para frenar la epidemia- Sanidad ha presentado este miércoles un proyecto avanzado para realizar diagnósticos rápidos del COVID-19 a una población más amplia: aquellas personas que permanezcan confinadas en casa o que experimenten síntomas leves de la enfermedad.

Según ha destacado Sanidad en una nota, este proyecto «supondrá un gran avance en el diagnóstico precoz de la enfermedad».

Lo último en España

Últimas noticias