Denunciado un colegio de Lérida por incitar a "humillar y agredir" a una guardia civil madre de alumno

guardia civil
Colegio de Primaria Mossen Vives, en la Seu d'Urgell (Lérida).

Los representantes de las familias que denunciaron acoso al hijo de una agente de la Guardia Civil, supuestamente incitadas por el director y profesores de un colegio de La Seu d’Urgell (Lérida) tras el 1-O, han ratificado este miércoles su denuncia ante el juez de esta localidad.

Así lo ha explicado este miércoles en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que añade que las familias todavía no están constituidas como acusación particular en la causa y que juez continuará practicando las diligencias que considere oportunas.

El juez abrió la investigación por un presunto delito de incitación al odio en el colegio Mossèn Vives por supuestos comentarios realizados por profesores, así como actitudes presuntamente amparadas por el director del centro escolar, siendo uno de los menores supuestamente insultado hijo de una agente de la Guardia Civil.

"Podría ser que los profesores y el director del centro educativo, incitaran de manera directa a sus alumnos (de edades muy tempranas y en consecuencia moldeables, máxime por quien ostenta un principio de autoridad frente a ellos) a la comisión de hechos mínimamente concretados de los que pueda predicarse la discriminación, el odio, hostilidad o la violencia", sostenía el juez.

En ese mismo auto, con el que abrió la investigación, añade que "hasta tal punto existen indicios de lo indicado, que según se relata en la denuncia, un alumno de dicho centro habría sufrido humillaciones, insultos e incluso agresiones al ser su madre miembro de la Guardia Civil, y ser este hecho conocido por el resto de alumnos y profesores".

Lo último en España