PSOE

Darias a Las Palmas, Iceta a Barcelona y Marlaska a Madrid: los ministros que Sánchez quiere de alcaldes

Sánchez ministros
Sánchez ministros

A menos de un año para la celebración de las próximas elecciones municipales, previstas para mayo de 2023, Pedro Sánchez empieza a mover fichas en el tablero de juego. El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE quiere que algunos de sus ministros pugnen para ser alcaldes de sus ciudades. «Una forma de recompensar su dedicación al país y al partido», apuntan en su entorno, con unas perspectivas cada vez peores de seguir en Moncloa. Carolina Darias, Miquel Iceta y Fernando Grande-Marlaska, aunque también suena, con menos fuerza, el nombre de Margarita Robles, son sus apuestas.

Así pues, y según las mismas fuentes, Sánchez quiere colocar a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, como relevo del actual alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo -también del PSOE-, en el cargo desde 2015. Darias dejaría así el Ministerio de Sanidad, al que llegó hace un año y medio tras la dimisión de Salvador Illa para ser candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat catalana. Sánchez «está contento» con la labor de Darias y «le gustaría impulsarla» como relevo del actual presidente canario Ángel Víctor Torres. Pero este se volverá a presentar a le reelección y la Alcaldía de la capital grancanaria le serviría a Darias como trampolín. Su salida de Sanidad, previsiblemente en la remodelación del Gobierno prevista para otoño, también permitiría reunificar este ministerio con algún otro para reducir la mastodóntica estructura gubernamental. Aunque fuentes cercanas al presidente no descartan que, como hizo Josep Borrell, estos alcaldables puedan seguir en sus cargos hasta los comicios de mayo.

Iceta

En el caso de Barcelona, Sánchez cree que, con la situación actual, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, es su hombre para acabar con ocho años de Ada Colau y frenar el ascenso al poder de Esquerra. La mayoría de sondeos dan la Alcaldía al ex socialista Ernest Maragall, ahora en ERC. Pero el socialista se aferra al alza del PSC por el empuje que les da el Gobierno, como se comprobó en las últimas elecciones autonómicas que ganó Illa.

Aunque hace casi dos años Sánchez hizo a Iceta desistir de la pugna por la Presidencia de la Generalitat, ahora trata de convencer al ministro de que puede ser alcalde de la Ciudad Condal. El objetivo es recuperar uno de los principales bastiones municipales del socialismo. No obstante, la última palabra para su designación la tendrá un PSC que por ahora sigue confirmando como alcaldable a Jaume Collboni.

En Madrid el escenario es más complicado. Aunque el PSM lanzó hace unos días a la actual delegada del Gobierno, Mercedes González, como candidata a la Alcaldía, el rechazo que genera entre los afiliados y los votantes del PSOE está haciendo sopesar a Sánchez la necesidad de dar marcha atrás y optar por otro candidato.

El mejor situado es el actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que hace tiempo quiere relevar. Ahora, con un nombre ya elegido para su sucesión, Antonio Hernando, convertir a Marlaska en candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid permitiría «ofrecer una salida digna a un servidor público que ha estado en los momentos más difíciles», según considera Sánchez. El mismo argumento serviría para Margarita Robles, aunque ella prefiere mantenerse al frente de Defensa. La opción de un profesor universitario tampoco está descartada.

Lo último en España

Últimas noticias