Cuatrecasas sobre Santamaría: "Se confunde la contratación de un político con la de una gran profesional"

El presidente ejecutivo de Cuatrecasas, Rafael Fontana, ha advertido este miércoles de que la "controversia" sobre la contratación de la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría surge "cuando se confunde la contratación de un político con la de una gran profesional".

Así lo ha señalado en el turno de preguntas en el desayuno-coloquio del Club de Directivos Andalucía, en la sede del Instituto de Estudios Cajasol, y con la asistencia del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido.

"Incorporamos a Saénz de Santamaría como excelente profesional y pensamos que puede contribuir al desarrollo del despacho" al frente de ‘Corporate Governance y Compliance’. Es un gran activo para nuestros clientes", ha afirmado.

Tras señalar su experiencia como abogada del Estado y "tratando cuestiones de crisis y riesgo del país" al frente de un gobierno donde "ha contribuido a sacar a este país de la crisis", Fontana ha apuntado que "estos son unos méritos que nos aportan un montón de experiencia" para, ahora en el ámbito privada, analizar los riesgos y las crisis.

También ha considerado que este fichaje "no es incompatible" con el puesto en el Consejo de Estado y ha recordado el caso de José María Michavila, también en el Consejo de Estado, antiguo ministro de Justicia y con despacho propio.

Preguntado por los periodistas tras el desayuno-coloquio sobre la posibilidad de que el abogado Emilio Cuatrecasas se librara de la cárcel por un pacto con Fiscalía cuando Sáenz de Santamaría era vicepresidenta, Fontana no ha querido entrar en este asunto, que ha enmarcado "como personal" de Cuatrecasas y confidencial.

Asimismo, Fontana ha asegurado este miércoles que el despacho "siempre estará del lado del cumplimiento de la ley" ante la situación que se vive en Cataluña. "Cualquier reforma tiene que ser desde dentro de la ley, hay mecanismos para ello y hay que seguir ese lado", ha subrayado.

El despacho de origen catalán y con más de mil abogados y en su conjunto más de 2.000 trabajadores es "internacional" y cuenta con representación en cuatro continentes. "A nadie se le pone la etiqueta de despacho madrileño", ha criticado.

Asimismo, ha señalado que la firma "respeta cualquier ideología de sus integrantes" y que se trata de un tema "muy complejo" teniendo en cuenta "la fractura" dentro de los partidos independentistas. "Se trata de un problema de España y grande", ha advertido, toda vez que ha indicado que "la vía bilateral es la única manera de solucionarlo".

De esta manera, ha instado a solucionarlo dentro del marco legal existente y ha hecho hincapié en el papel de la Constitución Española, "una de las grandes consecuciones de los últimos 40 años del país".

Lo último en España