Coronavirus

El coronavirus trae robos: un grupo de ladrones se llevan la caja de un salón de apuestas en Alcalá

La pandemia del coronavirus trae nuevos estragos. Una casa de apuestas de la localidad madrileña de Alcalá de Henares que llevaba varios días cerrada ha sido asaltada por un grupo de ladrones que se ha llevado la caja blindada con todas sus ganancias en efectivo.

Tal como se puede comprobar en un vídeo al que ha tenido acceso OKDIARIO, seis cacos han entrado por la fuerza en un local de apuestas del barrio de Nuevo Alcalá y han arrasado con todo lo que han encontrado de valor a su paso.

En primer lugar se ve salir a uno con un objeto blanco de pequeñas dimensiones. A continuación sale el resto de los ladrones arrastrando una caja mucho más grande que contendría cientos de euros en billetes y monedas.

Los atracadores van cubiertos con capuchas y se mueven en perfecta coordinación. Fuentes del Ayuntamiento de Alcalá trasladan a este periódico que por ahora no tienen constancia del robo. Remiten a la Policía Nacional que es el cuerpo que asume este tipo de investigaciones. No obstante, además de los autores del vídeo, varios vecinos confirman a este periódico que el robo ha sido en las últimas horas.

Esta episodio de pillaje se suma al aumento de los hurtos en los supermercados. Mientras que lo habitual es que un 5% del género sea objeto de pequeños robos bajo la denominación de ‘pérdida desconocida’, estos días fuentes del sector indican que este fenómeno se ha duplicado hasta el 10%.

La Policía en alerta

De hecho, la Policía Nacional ha informado que durante el estado de alarma extremará las labores de vigilancia para prevenir los asaltos a centros de venta y almacenamiento de, en especial, productos de primera necesidad.

Además de controlar los movimientos de personas y vehículos no permitidos, los agentes de la autoridad quieren evitar que la psicosis se haga con la sociedad española. 

La Dirección General de la Policía ha emitido una orden de servicio muy clara en este sentido. Tras el Real Decreto del estado de alarma por el coronavirus, los agentes han recibido una batería de tareas para evitar el pillaje. Especialmente ha llamado la atención los casos de robos de mascarillas. En Jaén, la Guardia Civil ha requisado 150.000 mascarillas en una fábrica que van a ser usadas en hospitales de Madrid.

Esta orden interna enumera qué funciones tienen que asumir las comisarías generales durante este periodo para controlar los robos y qué procedimiento de actuación se tendrá en el departamento de Información para organizar operativos en redes sociales contra personas que preparen alteraciones del orden público y en concreto de asaltos. Al mismo tiempo, como hacen siempre estos agentes, estarán ojo avizor de grupos violentos y terroristas para que no aprovechen el coronavirus para crear el caos y que los hacktivistas tampoco cometan campañas de desestabilización.

Lo último en España

Últimas noticias