Crisis del coronavirus

Decretazo ‘antiMadrid’ de Sánchez: ordena cerrar los bares en zonas con más de 150 casos de incidencia

Covid

El Gobierno quiere asfixiar todavía más a bares y restaurantes, ya fuertemente golpeados por la crisis económica del coronavirus. La última actualización del plan de ‘Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19’, aún pendiente de la aprobación definitiva, incluye medidas más severas según la incidencia por zonas. El nuevo documento -adelantado por Eldiario.es- señala, por ejemplo, que cuando el nivel de alerta sea «alto», es decir, por encima de los 150 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, se impondrá la «supresión del servicio en zonas interiores de los establecimientos». Las medidas castigan especialmente a la Comunidad de Madrid- actualmente con una incidencia de 228,14 casos-, una región que había logrado mantener su actividad económica preservando al sector pese a la severidad de las medidas de Sánchez.

El nuevo documento es una actualización que fue aprobada por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta el pasado 26 de febrero y ahora está a la espera de ratificación oficial. Hasta ahora, y para el mismo nivel, únicamente se indicaba que «la autoridad sanitaria deberá valorar el cierre de las zonas interiores de los establecimientos y, en su defecto, reducir los aforos al mínimo posible y prohibición de consumo en barra».

Además, en la nueva versión se avisa de que las terrazas con techo serán consideradas «como zonas interiores de los establecimientos».

También se limitan las reuniones a un máximo de 6 personas, en caso de riesgo «alto» y a 4, en «muy alto», tanto si es público como en privado.

Asimismo, a partir de los 150 casos de incidencia acumulada se recomienda a la población «salir del domicilio sólo lo necesario, evitando los espacios cerrados en los que se desarrollan actividades incompatibles con el uso de mascarillas y  concurren muchas personas» .

Otras medidas comunes se mantienen para todos los niveles de alerta, como el uso obligatorio de las mascarillas en espacios públicos, la prohibición de fumar en la vía pública cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad y también en terrazas. También se prohíbe comer y beber en espacios públicos cuando esa distancia no esté asegurada.

Sanidad ya trató de imponer este miércoles el cierre de comercios y restaurantes de forma anticipada -a las 8 de la tarde- durante la Semana Santa, aunque la medida no prosperó en la Comisión Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Como informó OKDIARIO, la ministra Carolina Darias había tanteado a varios consejeros de Sanidad autonómicos para plantearles esa posibilidad. Sin embargo, el rechazo a la propuesta fue contundente y las medidas seguirán como están.

El Gobierno alega que su temor a una cuarta ola en España le ha llevado a plantear este refuerzo, en la línea de lo que han venido anunciado otros países como Alemania. Angela Merkel anunció este martes que confinaría al país en Semana Santa, pero este miércoles, sólo 24 horas después, consideró un «error» la decisión y dio marcha atrás.

Estado de alarma

El Gobierno tendrá que decidir en las próximas semanas si plantea una nueva prórroga del estado de alarma, ahora vigente hasta el 9 de mayo.

La vicepresidenta primera Carmen Calvo mostró este jueves su confianza en que no haya necesidad de prorrogarlo, si bien es una propuesta que aún no está descartada en el seno del Ejecutivo.

Pese a ello, Calvo ha avisado que, a partir del 9 de mayo, se podrían utilizar las acciones coordinadas de todas las comunidades cuando se estimen necesarias, y que tendrían que ser de obligado cumplimiento, aunque no se estuviera en estado de alarma. Cabe recordar que el PSOE tiene mayoría en el Consejo Interterritorial, a través de sus consejeros en las comunidades autónomas.

Lo último en España

Últimas noticias