Ciudadanos denunciará a Arran por delito de odio tras el ataque a la casa del juez Llarena

Ciudadanos
La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en una imagen reciente. (Foto: Ciudadanos)

Ciudadanos va a denunciar a Arran -las juventudes del partido antisistema catalanista de la CUP- tras el ataque perpetrado contra la casa del juez del Tribunal Supremo (TS) que instruyó la causa por el proceso soberanista, Pablo Llarena, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). Los radicales lanzaron pintura amarilla contra el domicilio del magistrado.

El partido lo ha anunciado a través de un comunicado: “La Ejecutiva Nacional de Ciudadanos (C’s) ha decidido presentar una denuncia ante la Fiscalía por delitos de odio contra Arran, organización juvenil de la CUP, tras los nuevos ataques realizados al domicilio del juez del tribunal Supremo, Pablo Llarena”.

En un vídeo compartido en su cuenta de Twitter, Arran señala que han realizado este ataque ocho meses después de señalar la casa del magistrado en Das (Girona) y que “por petición popular y con una resolución de la instrucción judicial que prevé sentencias desmesuradas” lo han vuelto a señalar como símbolo del régimen del 78.

Además de anunciar esta denuncia, desde Ciudadanos tanto su presidente Albert Rivera, como la portavoz de la Ejecutiva Nacional y líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, han condenado el “señalamiento y acoso” contra el juez y han pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez que “actúe” para poner fin a esta situación.

No ha sido la única reacción política a la agresión perpetrada por un ala de la CUP. El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este miércoles que el ataque a la vivienda de Llarena debe tener “consecuencias jurídicas y políticas”. Además, ha subrayado que su partido no va a “tolerarlo”.

Por su parte, el ex vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha rechazado esta tarde las pintadas de Arran y ha estimado que con estas acciones se busca “amedrentar” y ha dicho tajante que las pintadas son “lo contrario de la democracia”.

Además, Sociedad Civil Catalana (SCC) ha juzgado “intolerable” el ataque y ha exigido una investigación. Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de la SCC, Joan Rosiñol, a los periodistas antes de presentar en el Congreso el tercer informe que ha elaborado su organización sobre los déficits democráticos en Cataluña.

Rosiñol ha condenado la acción de Arran contra el juez Llarena y, por ende, contra el sistema judicial español, así como el escrache que este miércoles ha sufrido el portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, en Valls. “Hay cosas en Cataluña que son absolutamente intolerables porque son antidemocráticas”, ha apuntado.

Últimas noticias