Los CDR convocan marchas de antorchas para disparar las coacciones contra el niño de Canet en Cataluña

Los CDR convocan marchas de antorchas para disparar las coacciones contra el niño de Canet en Cataluña
Los CDR convocan marchas de antorchas para disparar las coacciones contra el niño de Canet en Cataluña

La kale borroka catalana va a más. Tras la manifestación delante del colegio del niño de Canet de Mar que quiere ser educado en castellano, ahora, los CDR convocan marchas con antorchas para sumarse al mensaje supremacista, reclamando de paso la independencia y la amnistía.
 Los CDR vuelven a movilizar a su gente. Ahora, para sumarse al linchamiento social lanzado contra el niño de cinco años de Canet de Mar y su familia.

El menor y sus padres han acabado reclamando a la Justicia protección para poder ejercer su derecho educativo y lingüístico. Y tras serles reconocidos sus derechos por los tribunales, se han encontrado con la negativa de la Generalitat a cumplir la sentencia y con el acoso de los colectivos separatistas al niño y a los padres.

Los radicales separatistas han iniciado toda una campaña de acoso y derribo contra el niño de 5 años de Canet de Mar por pedir ser educado en castellano. Manifestaciones ante el colegio, mensajes ofensivos en redes y todo un largo listado de actos contra los derechos más fundamentales del niño.

La policía ha trasladado ya un mensaje adicional de alerta a las autoridades catalanas: los radicales preparan acciones violentas contra la familia del niño para forzar que tengan que renunciar a su reivindicación. Acciones para forzar la marginación y el miedo de su familia y del propio menor.
Fuentes policiales han confirmado a OKDIARIO que han alertado a las autoridades catalanas del riesgo de que las movilizaciones de los colectivos radicales derive en actos de coacción ante el domicilio familiar del niño de cinco años.

De hecho, los propios chats separatistas en redes sociales y de mensajería han empezado a identificar ya al padre del niño, una persona que figuró en listas de Ciudadanos.

Las mismas fuentes policiales concretan que la advertencia lanzada a las autoridades catalanas incluía igualmente la alerta sobre la posibilidad de que no sólo se desarrollasen esas acciones de coacción y amedrentamiento al niño y la familia durante el día de la manifestación, sino que se extenderían a lo largo del tiempo “como aviso a navegantes, para que nadie se atreva a pelear este tipo de asuntos”,  añade una fuente de los Mossos.

«Apartheid»

Los Mossos, de hecho, han captado toda una batería de mensajes en los chats de coordinación de los violentos separatistas pidiendo desde un “apartheid”, hasta medidas de coacción y acoso social a los familiares del menor y en su propia vivienda.

Ahora, los CDR han convocado una marcha de antorchas a las 18:00 horas del día 18 de diciembre con el siguiente lema: “Por nuestros derechos y libertades”. Exigen igualmente una “amnistía total”, entre otros, para miembros de los CDR que ya practicaron señalamientos y seguimientos a constitucionalistas.

La convocatoria, además, solicita marchas en la práctica totalidad de ciudades catalanas. Todas ellas, portando antorchas al más puro estilo nazi. Por todo ello, la policía ha alertado de la situación del menor y la familia. Porque, de no prepararse un dispositivo de protección preventivo, todos ellos pueden sufrir un caso claro de acoso. Pero lo cierto es que la Generalitat no parece estar por la labor de proteger a la familia y al niño.

Todo ello se ha originado por el simple hecho de que un menor y su familia han solicitado a la Justicia clases en español. Hace unos días, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) atendió la petición de esta familia y decretó medidas cautelares que obligan al centro -a partir de este jueves- a impartir en castellano el 25% de las clases del grupo de este alumno.

La decisión no era especialmente novedosa: confirmaba sin más los pronunciamientos del Tribunal Supremo, que recientemente ha rechazado ya el recurso de la Generalitat contra la enseñanza en castellano, consagrando así el derecho de los padres a que sus hijos sean educados en la lengua oficial. Ahora la familia se enfrenta a todo un linchamiento social.

Lo último en España

Últimas noticias