El PSOE promete tumbar la validez jurídica de la condena al asesino Companys para contentar al separatismo

PSOE
Núria Parlon, a la izquierda, junto a Pedro Sánchez y Miquel Iceta en Barcelona (Foto: Efe)
Comentar

El PSOE de Pedro Sánchez y el PSC de Miquel Iceta están dispuestos a solicitar la nulidad jurídica de la condena al asesino Companys para demostrar su deseo de acercamiento al nacionalismo. Ya tramitaron una proposición no de ley (PNL) en el Congreso para restablecer la memoria del héroe del ideario separatista catalán. Pero partidos como ERC no tardaron en recordarles que una PNL carece de eficacia jurídica. Ahora, los socialistas plantean cumplir estrictamente los pactos de la Declaración de Barcelona firmados entre los socialistas de Ferraz y los de Cataluña, donde aparece textualmente el compromiso de “anulación radical y expresa del juicio al president Lluís Companys”. Todo lo que haga falta con tal de demostrar que puede haber buena sintonía tras el 21-D si ERC cuenta con el PSC para formar su pretendido tripartito de izquierdas.

La decisión supondría “avanzar en la senda de los esfuerzos realizados en este ámbito a través de la Ley de Memoria Histórica”, y es que llegar a este punto de anulación de las sentencias no es un territorio pacífico dentro de la polémica ley. De ese modo, podría implicar la reforma de la Ley de Memoria Histórica, algo que abriría la puerta, como reconocen expresamente los acuerdos del PSOE y PSC, aplicar esta mecánica anuladora a “todos los demás procesos y sentencias o resoluciones dictadas por órganos penales o administrativos del franquismo por razones ideológicas, políticas o de creencias”.

El compromiso supone un paso más en su acercamiento a las exigencias de los golpistas catalanes. De hecho, dentro del capítulo Companys, sería ya el tercer paso. Porque primero se negaron a aceptar una proposición similar de Podemos, luego la aceptaron pero sin efectos jurídicos, y, ahora, le pretenden dar respaldo pleno desde el punto de vista jurídico, algo que exige que sea aprobado en el Congreso de los Diputados: por el PSOE de Pedro Sánchez y una coalición donde estaría ERC.

Fue en el mes de septiembre pasado cuando todos los grupos parlamentarios recriminaron al PSOE que planteara la nulidad del juicio a Companys con una Proposición No de Ley. ERC y Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea porque el texto se convertía de esa forma en una mera declaración. PP y Ciudadanos por dinamitar el consenso de la democracia.
El plan socialista pasa ahora por ofrecer a los separatistas y populistas lo que le reclamaron en aquel momento, con lo que los socialistas pasarían a declarar nulas a efectos jurídicos las sentencias franquistas que la Ley de Memoria Histórica calificó como “ilegítimas” pero sin tumbar su validez.

Y ocurre porque, en el fondo, todo es admisible con tal de fraguar el plan que el multimillonario podemita Jaume Roures trazó en su ya famosa cena con Pablo Iglesias, Oriol Junqueras, Oriol Soler y Xavier Domenech. Una cena en la que se trazó el plan para crear un tripartito catalán que avance hacia un referéndum pactado y que traslade su exigencia a un Gobierno nacional comandado por el PSOE y Podemos y apoyado por ERC. Un Gobierno nacional dócil con el separatismo que acepte el referéndum y, por lo tanto, permita la consagración del plan independentista.

Y si para ello hay que declarar héroe del socialismo al mismo Companys bajo cuyo mandato fueron asesinadas 8.100 personas por las misma milicias que él creó, pues el precio ha debido parecerles admisible a los actuales mandatarios socialistas.

Últimas noticias