Cataluña

El odio que guardaban algunos de los participantes en la manifestación del sábado queda retratado en este vídeo

0 Comentar

Un vídeo que ha dado la vuelta por internet muestra, de primera mano, el odio que presentaban algunos de los asistentes a la manifestación del pasado sábado en Barcelona. Llamada a ser una concentración en contra del terrorismo y una estampa de unidad frente al odio que promueven grupos terroristas como el ISIS, la marcha se convirtió en un alarde de independentismo catalán donde el odio se hizo palpable en varios incidentes.

En el vídeo que acompaña la noticia se pueden ver dos mujeres que, una vez finalizada la manifestación, se entretienen rompiendo unas pancartas escritas en español. En el vídeo queda evidente el odio que encierran estas dos mujeres, (una de ellas con una bandera estelada a modo de capa, como si de una superheroína se tratara) que no soportan el español y sienten pulsiones irrefrenables a triturar unos papeles que sirvieron durante unas horas a su propósito (manifestar la repulsa al odio en el idioma patrio y natal) y que ya se encontraban en la papelera.

De la misma forma que algunos llevaron esteladas y pancartas nacionalistas e independentistas, hubo otros muchos que decidieron formar parte de la marcha atendiendo a su finalidad original: mostrar la unidad para conseguir la paz. Pero a estas dos individuas, que no tienen otra cosa mejor que hacer que destrozar unas pancartas que ya estaban en la basura, no les parece bien que una papelera de Barcelona contenga estos mensajes de paz y unidad escritos en español.

Quizás el idioma es algo muy importante para estas dos mujeres a la hora de defender la paz y la unidad frente al horror del terrorismo. Es más, quizás el idioma de las pancartas sea lo más importante para estas dos mujeres que, sin ninguna duda, no estaban pensando en las 16 víctimas mortales que dejaron los atentados perpetrados en Barcelona y Cambrils cuando fueron grabadas en este momento de despliegue de ira y odio enquistados.

Otro comentario se merecen estas señoras por dificultar, aun más si cabe, la labor posterior de los equipos de limpieza locales. No es lo mismo recoger un cartel de la basura que recoger un cartel convertido en pedazos.

Últimas noticias

Lo más vendido