Carmena reconoce que no es feliz: "Todo esto me desborda"

Manuela-Carmena
Manuela Carmena durante la inauguración de una jornada de Jueces para la Democracia. (Foto: EFE)

Manuela Carmena no puede más. La alcaldesa de Madrid se siente desbordada por sus funciones y ha asegurado que si pudiera rebobinar no se hubiera presentado a los últimos comicios municipales.

Así lo ha expresado en ‘Manuela Carmena en el diván’, un libro de la escritora Maruja Torres: "Me puede. Todo esto es absolutamente excesivo. Me desborda. No soy feliz ahora y eso no es bueno. No me puedo convertir en un yo que se desborda como una masa de esas que quedan líquidas y que no puedes contener con las mesas. Si pudiera rebobinar a febrero pasado mantendría mi no inicial a presentarme a alcaldesa. No me siento yo", ha confesado la edil madrileña.

La única salida que ve Carmena para poder seguir con su cargo es ceñirse a lo que a ella le interesa que es "mejorar Madrid, mejorar las condiciones de vida de los madrileños". Una opción que según ella es "un reto personal", un reto que le ha salido caro ya que afirma con crudeza que "no es feliz" como alcaldesa.

Los problemas de tráfico en Madrid, la falta de comunicación en las medidas contra la contaminación y su polémica posición frente al terrorismo son algunas de las acciones del último mes que han llevado a Carmena al colapso y a la infelicidad.

Lo último en España